FERNANDO ZAVALA | NTRZACATECAS.COM
FERNANDO ZAVALA | NTRZACATECAS.COM

Tener la piel seca, irritada, engrosada o con escamas puede ser consecuencia del eccema, una enfermedad que afecta ciertas zonas del cuerpo. El dermatólogo Iván Castro Meléndez detalló que también pueden aparecer pequeños bultos en la piel y áreas enrojecidas.

Las causas de esta enfermedad son variadas: puede ser provocada por alergia, una sustancia tóxica o herencia familia.

La recomendación del dermatólogo para prevenir el eccema es tener higiene y usar jabones neutros al bañarse, evitar el agua caliente o muy fría y vestir con ropa de algodón.

Si advierte síntomas de esta enfermedad se debe acudir con un especialista para identificar el origen del problema y determinar la mejor manera de tratarlo, ya sea con cremas o antibióticos.

Esta afección es de larga duración y no es contagiosa, con frecuencia se presenta en niños y adolescentes, pero en algunos casos también las personas de la tercera edad la pueden padecer.


Los comentarios están cerrados.