REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

México.- Después de vivir 17 años en Washington, una mañana de octubre fue detenido afuera de su casa por agentes de Migración, quienes lo deportaron.

En labores de construcción y pintura ganaba al mes 2 mil 800 dólares, y aquí, por tres días de trabajo, apenas alcanza los 50 dólares.

Gustavo Lavariega está consciente de que no puede regresar a Estados Unidos porque, si lo agarran, tendría que ir a la cárcel cinco años.

Sin embargo, lamenta, no ve en México las oportunidades para desarrollarse como presume el presidente Enrique Peña.

“Tengo que hacerme fuerte y a la idea de que todo va a estar bien. Somos extraños, somos extranjeros en nuestro propio país”, expresa.

Así como el gobierno destinó mil millones de pesos a los consulados para ayudar a connacionales, el migrante considera que debería haber una partida para quienes están regresando, pues el Fondo para Migrantes, manejado por los estados, no alcanza.

“Las remesas que yo mandé ayudaron a este país, ahora nosotros necesitamos apoyo. Necesitamos un fondo o algo más real. Oportunidades de empleo; dicen que somos mano de obra calificada, pero no vemos respaldo”, agregó.


Nuestros lectores comentan

  1. Lamentable situación a la que exponemos a nuestra propia gente, lamentablemente nuestro gobierno en sus tres niveles no son conscientes reales de lo que pasan estas personas porque no viven sus necesidades ni sus carencias. Irónicamente son realidades que viver la mayoría de las familias mexicanas, pues casi todos tenemos al menos un familiar cercano viviendo de manera ilegal en el vecino país del norte.