REFORMA
REFORMA

Las mujeres de entre 15 y 24 años son el grupo de la población con más riesgo de infección del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), advirtió Javier Domínguez, oficial nacional de programas del Fondo de Población de las Naciones Unidas en México.

Durante el foro “Avances y desafíos de la agenda política de mujeres y VIH”, Domínguez expuso que, en 2015, el 20 por ciento de las nuevas infecciones ocurrieron en ese grupo poblacional.

“Aún quedan importantes brechas por cerrar: las desigualdades, la exclusión social, el estigma y la discriminación, que siguen obstaculizando el acceso a los servicios e insumos básicos de prevención para demasiadas personas, incluidas niñas, mujeres y jóvenes”, dijo.

En la víspera que la celebración del Día Internacional de la Mujer, la directora general del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida, Patricia Uribe, destacó que el 51 por ciento de las personas infectadas en el mundo son, precisamente, mujeres.

“México sigue teniendo una epidemia masculina, pero el 21 por ciento de las personas que viven con VIH son mujeres, se estima, en este momento, que hay 40 mil mujeres de las 210 mil (personas) que se estima que viven con VIH”, detalló.

En general, las características son distintas entre los grupos de hombres y mujeres infectados, explicó Uribe, pues las mujeres suelen ser más pobres, con más baja escolaridad, con menor ingreso, más indígenas y con hijos.

Además, mencionó, los estados con mayor epidemia femenina son Chiapas, Guerrero, Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Tlaxcala.

“En las mujeres la diferencia es que es con su pareja estable con quien han adquirido la infección”, resaltó.

En tanto, Ismael Eslava, primer visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), reprochó que México sigue siendo un país de asimetrías, con desigualdad y discriminación.

“A pesar de que la igualdad entre hombres y mujeres se encuentra protegida en nuestras leyes, en los hechos las mujeres se enfrentan a obstáculos para el acceso y ejercicio de sus derechos”, sentenció.

“En buena medida derivado de un fenómeno cultural caracterizado por el prejuicio que legitima una serie de desventajas hacia las mujeres”.

Los especialistas reconocieron también que la comunidad LGBTI es otro foco de vulnerabilidad ante la infección de VIH.


Los comentarios están cerrados.