Cuentan los lengualarga del pueblo que el premio al chistosito del día hay que entregárselo, sin mucho debate, al ínclito diputado petista Alfredo Femat Bañuelos, por su jueguito de apoyar al priísta Tello Cristerna, y denostar al priísta Peña Nieto.

Con la supuesta bandera del zacatecanismo, ahora Femat Bañuelos salió en defensa del gobernador a decir que el enemigo es el presidente de la República, provocando las risas de más de tres que lo escucharon.

Ahora ya no se sabe si Femat es priísta, o Tellista, o si Tello pronto se sumará a la “izquierda” del Partido del Trabajo, o si desde el centro del país la consigna es apoyar a unos priístas y golpear a otros… ¡qué relajo se traen!

Taxistas de Zacatecas y Guadalupe se quejan, amargamente, de que ahora la Dirección de Transporte, Tránsito y Vialidad, a cargo de Miguel Rivera Villa, les vaya a cobrar los cursos para obtener el tarjetón para poder dar servicio.

Según cuentan, de por sí la situación económica no está para andar gastando, el asunto de las concesiones irregulares ni siquiera se ha resuelto a satisfacción, la gasolina y todo lo demás sube de costo… y encima les quieren enjaretar otro cobro.

Pareciera, dicen, que lo que busca la autoridad es hacer una especie de cernido de los choferes, para dejar nomás a los que tienen con qué pagar, y eliminar de una vez a gente que, aunque tiene más de 30 años al volante, nomás no ven la suya llegar. ¿Qué dirá el góber Tello de eso?

Y para seguir con la de malas en los asuntos del transporte, ahora se anuncia que la aerolínea Interjet, que ofrecía vuelos de Zacatecas a Ciudad de México y viceversa, se va… se va… y ahí anda buscando el góber Tello que no se vaya.

Supuestamente ya estaban operando en números rojos desde el año pasado, pero ya resultó incosteable. ¿Y qué pasará, pues, con la promoción turística para que venga más gente a la ciudad?

Según dicen los chismosos de Turismo, siguen esperando a ver a qué hora anuncian los famosos “productos” turísticos que desde que arrancó esta administración andan conformando. Quizás haya que esperar sentados… ¿Y el secretario Yarto Aponte? Saaabe

En la UAZ de plano ya no se sabe a quién creerle. Mientras dice el secretario general, Rubén Ibarra, que ya no hay dinero para pagar, sale el líder del SPAUAZ, Crescenciano Chano Sánchez Pérez, a refutarle que sí tienen dinero, que no se hagan.

Total, que parece que ya se la llevan nomás en acusaciones que lo único que logran es meterle preocupaciones a los docentes –y quién sabe si a los trabajadores– de la máxima casa de estudios del estado.

Esa táctica, la de estar “apretando” a los universitarios por el cogote un día sí y un día no, nomás alebresta más a la comunidad UAZteca, dicen, y el que sigue saliendo mal parado es… adivinó: el huacarrector Antonio Guzmán Fernández. ¿Qué no habrá llenado de escándalos?


Los comentarios están cerrados.