ALBERTO CHIU | NTRZACATECAS.COM
ALBERTO CHIU | NTRZACATECAS.COM

A últimas fechas, se hacen crecientes los rumores acerca de una sensible descomposición al interior del gabinete del gobernador Alejandro Tello Cristerna, sin que se vea particularmente quién o quiénes resultan beneficiados con las diferencias que hay entre sus integrantes. Y es una situación preocupante a los ojos de analistas, que coinciden en señalar que un gobierno emproblemado consigo mismo es suficiente desastre para sus gobernados.

Ayer, por ejemplo, salió a la superficie el rumor de que tras los exabruptos violentos que ha tenido el procurador general de Justicia del estado, Francisco José Murillo Ruiseco, y que incluso resultó un tanto confrontado con los diputados de las fracciones del PRI, el PVEM y el Panal con quienes se reunió en Paraíso Caxcán hace unos días, llegó la gota que derramó el vaso.

Allegados a los primeros círculos del gabinete aseguran que Murillo Ruiseco, metido entre el no saber qué hacer ante las crisis ni ante la crítica, habría optado por presentar su renuncia al cargo este lunes pasado, misma que no le fue aceptada, sino rotundamente rechazada, en vista de la muy próxima visita de un funcionario federal como el delegado del Infonavit, y con tan pocos meses de trabajo al frente de la procuraduría. De esto, por supuesto, no hubo ni una palabra oficial.

De igual manera, en esos mismos círculos se maneja con constancia que el reciente relevo en la dirección de la Policía Estatal Preventiva no es más que el inicio de una serie de cambios que incluirían, por supuesto, el relevo del secretario de Seguridad Pública, el general Froylán Carlos Cruz, como parte de un intento de “golpe de timón”, adecuado a la reciente solicitud de ayuda hecha a la Federación, para mejorar sustancialmente el tema de la seguridad pública.

Y por si fuera poco, también se maneja con insistencia, aunque quizá un tanto menos que en los dos casos anteriores, la puesta en perspectiva de una posible salida de la secretaria general de Gobierno, Fabiola Gilda Torres Rodríguez, quien es vista por muchos como ejemplo de la falta de experiencia en el trabajo político, sensibilidad y atención a la ciudadanía.

Huelga decir que otros más de los miembros del gabinete que han sido cuestionados son, por ejemplo, el secretario de Economía, Carlos Bárcena Pous, con la imposibilidad de dar cumplimiento a lo prometido por el gobernador Tello Cristerna en cuanto a la creación de miles de empleos en la entidad; o el secretario de Turismo, Eduardo Yarto Aponte, ante la imposibilidad de cumplir con la debida promoción de productos turísticos de la entidad –que no han sido definidos aún– y la falta de recursos para la promoción.

Y se señala igualmente a funcionarios como el secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro, por haber encontrado como salida magistral a la crisis financiera de la entidad, el establecimiento de nuevos impuestos, el aumento a otros que ya existían, la contratación de deuda para refinanciar deuda vieja, etcétera.

En fin, que poco a poco en menos de medio año del actual gobierno los funcionarios han venido acumulando señalamientos, mientras la sociedad se siente desamparada de la mano gubernamental, y la crisis económica sigue ahondando las enormes brechas de desarrollo y bloqueando el crecimiento de la riqueza y el bienestar.

Pero más allá de los señalamientos individuales, lo que más preocupa a los analistas es que al interior del gabinete, como lo han dicho quienes se encuentran más cercanos a ellos, es la enorme descomposición y separación que hay entre los funcionarios. Falta de comunicación, pequeñas revanchas que se convierten en abismos en la coordinación de acciones y otras linduras, tienen al actual gobernador metido en camisa de once varas a la hora de gobernar, sobre todo cuando un buen sector de la sociedad comienza, desde ya, a reclamarle que se vaya por no cumplir. Me parece que ésa no es la salida, sin duda. Pero también creo que es momento de que ponga orden en su gabinete, para que salga adelante Zacatecas, no sólo su gobierno.

 


Los comentarios están cerrados.