REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Nueva York.- Samsung planea expandirse en Estados Unidos y trasladará una planta manufacturera desde México hacia el vecino del norte, dijo este miércoles el diario The Wall Street Journal citando fuentes.

Muchos de los electrodomésticos de Samsung se fabrican actualmente en México. Samsung tiene una planta de producción de monitores y televisiones, en Tijuana, Baja California, y otra de línea blanca en Querétaro.

El traslado de la planta a Estados Unidos, influenciado por la elección de Donald Trump como Presidente de Estados Unidos, generaría alrededor de 500 empleos en ese país, de acuerdo con el reporte.

Trump hizo campaña en torno a su deseo de crear más empleos en el sector manufacturero del país y ha amenazado con sanciones potenciales para las empresas que no lo cumplan.

Las conversaciones continúan y no se han tomado decisiones definitivas, dijeron las fuentes.

La compañía tecnológica surcoreana también prevé una inversión importante para expandir sus instalaciones productivas en Estados Unidos, con un capital inicial cercano a los 300 millones de dólares.

En años posteriores, Samsung podría eventualmente incrementar la fabricación de refrigeradores, lavadoras, secadoras y otros aparatos electrodomésticos en Estados Unidos, lo que podría hacer que la inversión total sea significativamente mayor.

Pero no se establece un plazo firme ni un compromiso para esas decisiones, precisaron las fuentes citadas por el diario estadounidense.

El gigante de la electrónica de Corea del Sur, el mayor fabricante mundial de teléfonos inteligentes, chips de memoria y televisiones, ha mantenido conversaciones iniciales con Alabama, Georgia, Carolina del Norte, Ohio y Carolina del Sur, según la gente.

Entre ellos, Carolina del Sur es un contendiente fuerte, ya que según una persona familiarizada con las negociaciones, Samsung ha expresado su interés de instalarse en un sitio alrededor de Blythewood.

En respuesta a una petición de comentarios por parte del Wall Street Journal, Samsung confirmó sus planes en Estados Unidos. Dijo que se habían realizado pláticas “preliminares” acerca de una nueva planta de electrodomésticos en el país.

“Sin embargo, este es un proceso complejo que, al igual que todas las decisiones estratégicas de negocios, no se hará definitiva hasta que se determine a través de debida diligencia y adecuada planificación”, dijo la compañía.

Samsung empezó a revisar las opciones en Estados Unidos “a principios del otoño pasado”, agregó la compañía, antes de las elecciones de noviembre. Una portavoz de Samsung se negó a dar más detalles.

La empresa, con sede en Corea del Sur, ha señalado a los estados a los que prefiere mudarse a una instalación existente en lugar de construir una nueva, según personas familiarizadas con las discusiones.

Durante décadas, Samsung ha gastado mucho dinero en Estados Unidos, clasificándose como uno de los inversionistas extranjeros directos más grandes del país.

En noviembre, pocos días antes de la elección de Trump, el gigante de la tecnología dijo que invertiría más de mil millones de dólares en su fábrica de semiconductores de Austin, Texas, para impulsar la producción de chips para smartphones y otros dispositivos.

Desde la elección de Trump, algunas grandes empresas de toda Asia se han comprometido a expandir las operaciones o inversiones de Estados Unidos.

LG Electronics Inc dijo la semana pasada que construiría una nueva fábrica de electrodomésticos en Tennessee, creando al menos 600 empleos e invirtiendo 250 millones de dólares.

En una muestra de la estatura de Samsung en Estados Unidos, el vicepresidente de Samsung, Lee Jae-yong, fue el único ejecutivo de una compañía extranjera invitado a una reunión de la industria tecnológica a mediados de diciembre con Trump, según fuentes familiarizadas con el asunto.

Lee no asistió debido a la prohibición impuesta por fiscales surcoreanos de abandonar el país en relación con un proceso que se lleva en su contra por su supuesta participación en un amplio escándalo de corrupción que ha alcanzado los más altos rangos de la élite política y corporativa de Corea del Sur.


Los comentarios están cerrados.