Ausente

El tema artístico y cultural lo presumen y prometen candidatos en campaña; sin embargo, es de los asuntos en los que menos se trabaja. Durante los últimos años, entre quienes no hacen nada, bajan programas para los de su contentillo y los que sólo se quejan de no tener recursos han acabado con la ilusión de que El Mineral se caracterice por dichas actividades y no por la violencia que padece.

Varios artistas locales coinciden en que para avanzar en el tema es necesario que el Instituto Municipal de Cultura sea dirigido por alguien que tenga voluntad y no sólo se siente a compartir cuanta convocatoria se encuentre, a través de las redes (¡no se vaya a cansar!).

A diferencia de otros titulares de esta área, el que ni siquiera se preocupa por acudir a la oficina es el actual, un tal Daniel Guzmán Dolores (de cabeza), de quien nos llega al Templete que cobra doble sueldo, uno como funcionario y otro como docente de tiempo completo en un bachillerato (¡ya salió el peine!).

 

Convivios

Cuentan los chismosos (de la presidencia, ya sabe) que Guzmán Dolores (de cabeza), durante las mañanas se la pasa dando clases, pero aclaran que no todos los días, sólo cuatro a la semana (¡Ah no bueno, menos mal!).

Pero cuando va se arma la fiesta (literal), pues organiza elotadas, taquizas, tamaladas y todo lo que tenga que ver con comida (al interior del Ágora), pues, según él, es necesario generar un buen ambiente laboral, obvio, dicen, todo para que lo encubran.

¿Y los eventos y actividades culturales?, bien gracias. Dicen en los pasillos del Ágora que, aunque la administración ya lleva medio año, hasta el momento no ha organizado ni siquiera un evento y, aunque sí se han realizado, sólo se ha parado el cuello facilitando los lugares (¡qué esfuerzo!).

 

Le hacen la chamba

Quien no pierde la oportunidad para hacer ver el pobre trabajo del instituto es la directora de la Cineteca en Zacatecas Gabriela (Gaby para los cinéfilos) Marcial, quien, por cierto, es oriunda de El Mineral, pues sin ningún tapujo señala los intentos de actividades improvisadas que quieren realizar.

Dicen que no estaría mal que Gaby les diera unas clases a los funcionarios locales, pues aun cuando no pertenece a la administración municipal ha destacado por ir en busca de proyectos para su ciudad natal, tal es el caso de una cineteca para El Mineral.

Quien es íntimo amigo de Gaby y que no le ha aprendido nada es el encargado del Teatro Echeverría, un tal Juan Carlos Saucedo Gaytán, mismo que ya es considerado parte del mobiliario de este recinto, pues no se le ve ni la más mínima intensión por proyectar el teatro con eventos de calidad y menos las ganas para terminar lo que quedó pendiente de la obra.


Los comentarios están cerrados.