Quién sabe a quién le preguntarían en Zacatecas, pero los chismosos cuentan que pudieron haberle preguntado casi a cualquiera y el resultado sería el mismo: el gobernador Alejandro Tello Cristerna está… ¡reprobado!

Sí, así lo dice una encuesta realizada en febrero pasado por el programa México Opina, de la cadena internacional de noticias CNN, en la que Tello aparece por debajo de la media con apenas 31.8 por ciento de aprobación de su gobierno.

Claaaro, la neta es que tooodos están reprobados según la encuesta, y si acaso el de calificación más alta (Miguel Márquez, de Guanajuato), apenas obtuvo 57.2 por ciento de aprobación. Y qué, ¿también eso será excusa de que no estamos tan peor como en otros estados? ¡Ups!

Muchas flores, dicen que le echó el auditor superior del estado, Raúl Brito Berumen, a la alcaldesa capitalina Judit Guerrero por haber cumplido en tiempo y forma con la entrega de los papeles para que inicie la fiscalización de 2016 de ese ayuntamiento.

Le reconoció que con todo y que tuvieron varios cambios de mando a lo largo del año pasado, este ayuntamiento le echó ganas y cumplió. Pero la presidente municipal no se quedó atrás y, entrona como dicen que es, lanzó advertencias.

La principal, aseguran los chismosos, es que casi lanzó un bíblico “el que tenga oídos que oiga”, y dijo que se tienen que fincar las responsabilidades correspondientes… ¿habrá tenido destinatario el dicho? Hay quienes dicen que sí, pero… habrá que esperar.

Ahí andan los diputados, como locos, discutiendo que si habrá o no habrá privatización de los servicios públicos, como en el caso del cambio de luminarias en Guadalupe, que finalmente será concesionado a una empresa privada. Dicen que generará ahorros… saaabe.

Y proponen también los diputados que se revisen los casos de presunto abuso de los policías en contra de ciudadanos, para que se les haga responsables y se les sancione con todo el peso de la ley. Dicen que se generará mayor confianza de la ciudadanía… saaabe.

Y aseguran que con la aprobación de los ayuntamientos casi por default, porque no todos contestaron–, “ahora sí” se podrá dar paso a la armonización de regulaciones para echar a andar el sistema estatal anticorrupción. Dicen que se acabará con los corruptos… ¡brincos diéramos todos!

Pero cuando se trata de prometer (que no empobrece), cuentan los chismosos que los diputados se pintan solos, como ahora el caso de Le Roy Barragán, quien dice que sería bueno que, como en el Congreso federal, también los diputados locales tengan más grados académicos.

Y es que tras las tremendas pifias que ha cometido cada Legislatura, la gente está plenamente segura de que sí se necesita de diputados más preparados, no se requiere que los diputados lo digan, eso se nota.

Ahora a ver en qué bronca se meten ellos mismos, si toman este asunto en serio, para hacer coincidir el derecho que tiene cualquiera a aspirar a ser representante popular, con sus méritos académicos. Según los chismosos, ellos mismos le pondrán trabas. Si tontos no son

 


Deja un comentario