Parece ser que con la Cuaresma se abrió la temporada de cacería de patos, pero en este caso, dicen los chismosos, más bien los patos no le tiran a las escopetas, sino que se dan un balazo en la pata cada vez que abren el pico.

Y ahí tienen, por ejemplo, al procurador ambiental (¿?), Salvador Esaú Constantino Ruiz, quien contrario a lo que había dicho Víctor Armas Zagoya, titular de la SAMA, asegura que apenas se están acomodando y generando la norma que habrá de regular su función.

Y luego ahí anda dando cursos y metido en sesiones de “acercamiento con la sociedad”… ¡cuando todavía no está bien definida su chamba! O nos echa mentiras Víctor Armas… o echa mentiras Esaú Constantino… o lo que usted mande.

Otro de los funcionarios que se esfuerza en abrir el pico para hacer quedar mal al patrón, o sea al góber Alejandro Tello Cristerna, dicen que es Cliserio del Real, titular de la subsecretaría del empleo en el estado.

Con las cifras que dio en estos días sobre la paupérrima cantidad de empleos nuevos que se han generado, ya le dio en toditita la torre a las promesas de Tello Cristerna, y dicen que podría decir más, pero para qué echarle más leña al fuego.

Y es que aunque se llenan la boca de decir que se ofertan miles de empleos en cada “feria” que organizan, luego resulta que son las mismas plazas, pero que la gente no dura ahí. Ya mejor les habían de cambiar el nombre por “ferias de rotación de personal”

Ahora que, según los chismosos, hay de acomedidos a acomedidos que ya no encuentran la mejor manera de –según ellos– quedar bien con el jefecito, así que hacen hasta lo imposible, aunque acaben dejando en ridículo al patrón.

Y para eso, las genias y los genios de la oficina de Comunicación Social del gobierno se pintan solos, dicen los chismosos del pueblo. El ejemplo más claro, señalan, es el afán de querer presumirlo en fotografías que dejan más dudas que certidumbres.

Ahí tienen, por ejemplo, sus ganotas de que se dé a conocer la foto de Tello Cristerna saludando ¡al presidente Enrique Peña Nieto, muy sonriente! En medio del diferendo por la controversia constitucional contra el “impuesto ecológico”, parece todo un contrasentido. ¡Ya no le ayudes, compadre!

Y parece que, a los ojos de algunos chismosos cercanos al Cecytez, se avecina oootra bronquita en el subsistema, en este caso por la presunta convocatoria lanzada recientemente para renovar puestos directivos en los planteles.

Según trascendió, hay quienes están bastante inconformes porque creen que tienen la experiencia y conocimientos y los arrestos y antigüedad suficientes para que les dieran la plaza en automático… pero no concursarla.

Así que habremos ahora de esperar a ver si no les brinca ese asunto en la secretaría de educación, porque ya son demasiados fierros en la lumbre los que tiene que sortear la titular Gema Mercado Sánchez. Y a ella ¿quién le ayuda?


Los comentarios están cerrados.