REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

México.- El mezcal es la bebida con mayor extensión permitida para su producción, gracias a que tiene la superficie más grande con Denominación de Origen en el mundo, que suman 500 mil kilómetros cuadrados.

Según el Consejo Regulador del Mezcal (CRM), ninguna otra bebida espirituosa tiene una Denominación de Origen que abarque un territorio tan grande, de ahí su potencial.

Por ejemplo, el whisky representa 78 mil kilómetros cuadrados en Escocia y en Francia el cognac abarca mil kilómetros cuadrados, según dio a conocer el CRM en su informe de este año.

Dicha distinción se otorga de acuerdo al territorio donde crece la materia prima, el maguey, y en México la producción es alta, además de que a diferencia del tequila, no se requiere una variedad específica para fabricar la bebida, lo cual amplía las posibilidades, explicó Hipócrates Nolasco, presidente del CRM.

Incluso se produce desde el sur de Estados Unidos, en regiones como Arizona o California, hasta Colombia y Venezuela, pero México es el centro de éste, pues de las 300 especies que existen en el mundo 270 son mexicanas, destacó.

Actualmente existen 963 municipios, que corresponden a nueve estados del país, que están incorporados en la DO.

Oaxaca, Guerrero, Durango, San Luis Potosí y Zacatecas son las únicas entidades que por ahora todo su territorio cuenta con la distinción, pues el resto de los estados sólo tienen algunos municipios.

No obstante, Nolasco dijo que el crecimiento se debe hacer de manera planificada para que el Consejo pueda analizar, de acuerdo a sus capacidades y personal, la situación de los nuevos municipios que se agregan y con ello garantizar la autenticidad del producto.

“Habría que tener más cuidado porque no se trata de crecer en desorden, o sea el mezcal hoy está de moda y muchos estados lo ven como una solución para sus economías rurales.

Sin embargo, no se trata nada más de meter más y más gente, sino lo hacemos de manera planificada y vaya a perder sentido la denominación de origen”, reconoció.

De igual forma resaltó el poco apoyo del gobierno federal.

“Las denominaciones de origen pertenecen al estado mexicano, de entrada eso es algo viciado porque en el mundo pertenecen a las regiones, a los productores, pero el Estado mexicano no le invierte dinero a las denominaciones, solamente es el dueño, pero no las estimula, no las capacita, solamente las regula.

“Al contario, las tienen en un esquema regulatorio, el cual es muy costoso”, concluyó.


Deja un comentario