Pues ándenle que vinieron a Zacatecas diversas autoridades de Durango, para promocionar el Festival Internacional Ricardo Castro 2017, así como diversos atractivos turísticos de la capital duranguense y toda la cosa…

Lo más curioso del caso es que, según cuentan los chismosos, se notó que al menos allá sí tienen buena organización y ¡gastan hasta menos lana que lo gastado en nuestra dichosa semana cultural!

Pero es que allá participan las empresas, el gobierno, la sociedad civil, y le ponen ganas todos, y le tiran a donde saben que pueden obtener visitantes… y aquí ¿como para cuándo tendremos lista una promoción de algo, lo que sea, para que venga la gente? Ya ni la nueva marca suena

Oootra vez las señoras y los señores diputados locales se llevaron las palmas en eso de “atender a la ciudadanía”, pues aunque tenían sesión ordinaria, les valió un cacahuate la terca manifestación de asociaciones que mantienen su plantón en el Congreso del Estado.

Primero las organizaciones civiles se manifestaron en el crucero capitalino de Hidalgo y Allende, y luego fueron a tratar de tomar el Salón de Plenos del Congreso… infructuosamente. Y se empezaron a calentar los ánimos.

Dicen los chismosos que ya casi estaban a punto de poner en el vestíbulo unos anafres para quemar algunos kilitos de chile seco, a ver si con el humo espantaban a los diputados. No, bueeeno, a ver luego qué más se les ocurre, pues los diputados hacen a todo oídos sordos.

A estas alturas del partido, dicen los chismosos del pueblo, ya era para que las autoridades competentes anduvieran del tingo al tango promocionando (y comercializando) la próxima Feria Nacional de Zacatecas, pero no hay nada de nada.

Es más, ni siquiera se sabe quién será el próximo coordinador del Patronato de la Feria, aunque ya se maneja, entre los chismosos, el nombre de Juan Enríquez Suárez del Real, a pesar de que, según se cuenta, él mismo ha dicho que no quiere.

Y claro, dicen que es como sacarse la rifa del tigre en estos momentos. Más cuando, en chismes colaterales, se dice que incluso le quitarían la administración de la plaza de toros a su señor padre, Juan Enríquez Rivera, y a Manuel Fernando Sescosse… ¿será?

Increíble, pero cierto: quienes brincaron inmediatamente para reclamar que el gobierno intente poner de pretexto al gremio educativo, a ver si les pegaba lo del “impuesto ecológico”, fueron ¡los profes demoniacos! Perdón, los profes democráticos, los del MDMZ.

De parte del SNTE ni una palabra al respecto, pero por eso los profes del movimiento democrático, en voz de sus dirigentes, ya se pusieron el saco y rechazan que los quieran usar de parapeto.

Así que ahora, por si fueran pocas las broncas en el sector educativo, ya también tendrán las autoridades que lidiar con los disidentes del sindicato magisterial, que no quieren ser “carne de cañón”. Más broncas y más broncas…

 

 


Los comentarios están cerrados.