DANTE GODOY | NTRZACATECAS.COM
DANTE GODOY | NTRZACATECAS.COM

El director de Protección Civil (PC) estatal, Antonio Caldera Alaniz, reprochó que no se informara a esta corporación sobre la situación de riesgo ocasionada por las obras del Teleférico, que afectan a menores y personal del Jardín de Niños Francisco Gabilondo Soler.

Expuso que se enteró de los daños en el centro infantil a través de una nota de NTR publicada este martes, luego de lo cual ordenó inspeccionar la escuela, debido a que los trabajos de construcción ponen en peligro la integridad de los alumnos y al personal docente.

El funcionario reclamó que, desde septiembre de 2015, cuando iniciaron las labores, no se hayan comunicado las implicaciones del proyecto a la dirección de Protección Civil.

Ni el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF), que autorizó la obra, ni la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac), dependencia involucrada al tratarse de afectaciones en una escuela, notificaron a la corporación sobre lo sucedido, enfatizó Caldera Alaniz.

Entre las observaciones derivadas de la visita de Protección Civil al centro educativo, destaca el desprendimiento de la barda perimetral, que pone en riesgo, además, por lo menos cuatro viviendas aledañas al kínder.

“Nadie nos comunicó nada en PC desde un inicio. Tuvimos que enterarnos por un artículo publicado en NTR Medios de Comunicación y ahora, a raíz de la inspección, estamos evaluando que este boquete que hicieron sea clausurado definitivamente, dado que no puede estar esto dentro de un jardín de niños”, destacó Caldera Alaniz.

Por otra parte, los padres de familia de los alumnos afectados reafirmaron su postura de no permitir que se hagan más construcciones en el lugar y rechazaron cualquier intento de desalojo por parte de las autoridades.

Jessica Daniela Estrada Bernal, mamá de uno de los estudiantes, informó que luego de la inspección de riesgo realizada por la dirección de Protección Civil, enviarán un oficio a esta corporación para exigir que el boquete donde se pretendía colocar una columna del Teleférico sea rellenado y que no se permitan más construcciones de este tipo ni dentro ni cerca de la escuela.

“Queremos que vengan los responsables y que se comprometan mediante oficios y la legalidad a tapar el boquete, pues no aceptaremos otra propuesta, mucho menos que quieran permiso para concluir la obra; aquí no habrá columna para el Teleférico”.

Como lo han expuesto en reiteradas ocasiones, los inconformes advirtieron que, en caso de que las fuerzas del orden intenten desalojar a los usuarios del centro educativo, se resistirán y no se moverán del sitio hasta que las autoridades abandonen el proyecto y restauren los daños.

El conflicto inició este lunes, cuando padres de familia denunciaron a NTR Medios de Comunicación que, como parte de las obras de remodelación del Teleférico, se abrió un boquete cerca de la barda perimetral de las instalaciones, lo que provocó daños en la estructura y representa un peligro para los niños y la planta docente.


Nuestros lectores comentan