Tras los más recientes movimientos de personal en casi todas las dependencias del gobierno del estado, porque la austeridad les ha obligado a “recortar” plazas innecesarias, ahora corre el rumor de que salió peor el remedio

Según algunos quejosos a los que han corrido de dependencias, se fueron con la promesa de que les liquidarían en un máximo de dos meses después de su salida y… ¿qué cree? Que para muchos ya se cumplió el plazo y no les han pagado nada.

Lo peor del asunto, dicen los que quedaron fuera y sin esperanzas, es que ahora cuando van a reclamar los reciben con la misma cantaleta que ya se hizo “lema” de esta administración: “Huy, cuánto lo sentimos, no hay dinero…” ¿Y ahora?

Eso que dicen que dijo el alcalde de Fresnillo, Pepe Haro de la Torre, tiene a medio mundo parado de pestañas porque ya reconoció que ni regresan los Marinos, ni llega la Policía Federal, ni hay polis municipales suficientes, y la Policía Estatal… pues tampoco.

Prácticamente, dicen los chismosos de sus detractores, Haro pintó más o menos la situación en la que viven un montón de alcaldes de toda la entidad, así que ayudó de cierta manera ¡a prender más focos rojos por todos lados!

Pero es que aunque digan que ya hasta el gobernador Alejandro Tello fue a pedir ayuda al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, todavía está por verse para cuándo llegará el bendito apoyo. Y mientras… pues a sufrirla, ¿qué más? ¿Quién podrá defendernos?

Por cierto que, hablando de fresnillenses ilustrados, dicen los de lenguas viperinas que resulta increíble cómo el diputado federal Benjamín Medrano invierte su tiempo (y nuestros recursos) en inventarse iniciativas inútiles en el Congreso federal.

Dicen que anda presumiendo su propuesta para que los motociclistas del país tengan que grabar en su casco las mismas placas que traen sus motocicletas, según eso como medida de seguridad, para saber que el conductor es el dueño legítimo del vehículo.

Caray, ¡como si eso fuera garantía de que un ladrón no le pondrá a su casco y, rapidito, una calca con la placa de la moto que se acaba de robar! Aseguran los chismosos que eso no sirve de nada, y que nomás es una pérdida de tiempo y un gasto innecesario de nuestro dinero. ¡Sópatelas!

Y cuentan que se vio bastante mal el Huacarrector Antonio Guzmán Fernández, y en general las autoridades de la Universidad Autónoma de Zacatecas, porque dejaron prácticamente solo al comandante de la undécima Zona Militar en su conferencia magistral.

Apenas que el Ejército se abre a la sociedad para darse a conocer plenamente, y parece que en la UAZ no les interesó el tema, ni invitar a más estudiantes a escucharlo, cuando son asuntos que le conciernen sobre todo a los jóvenes en formación.

Y luego lo degradan cuando al entregarle un reconocimiento le dicen General Brigadier, siendo que es General de Brigada y… no, bueeeno. ¿Y el rector? Ah, pues quedando bien en un evento burocrático como el informe del director del ISSSTE en Zacatecas. ¿Será a ver si no le cobran lo que debe?


Los comentarios están cerrados.