ALEXA MONTIEL | NTRZACATECAS.COM
ALEXA MONTIEL | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. Fueron despedidos dos trabajadores de la presidencia municipal, luego de que se detectara que hicieron mal uso de vehículos oficiales.

A uno de ellos se le encontró extrayendo combustible de un vehículo y otro tenía un vehículo oficial en la cochera de su casa, pese a que se había reportado como extraviado.

“A través de cámaras que tenemos nos pudimos dar cuenta como un funcionario del área de Desarrollo Social estaba ordeñando un vehículo oficial del ayuntamiento”, expuso el alcalde José Haro de la Torre.

El presidente municipal refirió que fueron elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal los que atestiguaron como un trabajador de la Dirección de Desarrollo Social ordeñaba el combustible de una camioneta, situación que, aseguró, no será permitida en la administración que preside.

Frente a ello, ordenó que a través del secretario del ayuntamiento, Daniel Isaac Ramírez Díaz, se realizarán los trámites correspondientes para efectuar la baja de este funcionario, del cual no quiso mencionar su nombre.

“Esta persona no me realizó un daño a mí, sino al erario, por lo que cualquier persona que se llegue a detectar realizando cualquier actividad que irrumpa la normatividad o substrayendo bienes del Municipio se prescindirá de sus servicios”, advirtió el alcalde.

Ante esta situación, Alejandro González Cosío, contralor, comentó que hasta el momento no se le han notificado de manera oficial estos acontecimientos, pero detalló que para despedirlos se requiere llevar a cabo un proceso a través de una carta que dictamine su situación, misma que tiene que ser entregada por el jefe de la dirección a la que pertenece.

Comentó que actualmente se encuentran en la segunda revisión de la actualización de los resguardos, para saber a quién se le asignó cada uno los vehículos oficiales.

González Cosío detalló que en las áreas que más se han detectado irregularidades es en Limpia y en la Dirección de Seguridad Pública Municipal; pues es en las áreas donde más unidades tienen.

“No digo que estén perdidos, simplemente no se encuentran en las áreas de resguardo vehicular, por lo que nos estamos dando a la tarea de ir a revisar a los talleres que dicen que están, ya que muchos ya no prestan el servicio al ayuntamiento y no se han ido a recoger”, puntualizó el contralor.

El objetivo, expuso, es tener un padrón y saber la cantidad de vehículos extraviados para buscarlos, además de catalogar a los autos chatarra y no contarlos como activos en el padrón.

Refirió que muchos de los problemas que tienen se arrastran desde la administración anterior, pero esta se tiene que hacer cargo de ellos, pues detalló que las adquisiciones que se realizaron en 2016 no se dieron de alta en el inventario.


Deja un comentario