ALEXA MONTIEL | NTRZACATECAS.COM
ALEXA MONTIEL | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. Escapa de las manos del Departamento de Alcoholes la detección de venta de bebidas etílicas adulteradas, pues no cuentan con el equipo necesario.

“Para el personal del Departamento de Alcoholes es muy difícil detectar cuando la botella ya está abierta, por lo que trabajamos a través de una app que detecta el holograma de las botellas y te dice cuándo fue envasada y vendida”, detalló Salomón Morales Ortiz, titular del área.

Pese a ello, reconoció que esta aplicación es insuficiente, pues en la mayoría de los negocios las botellas están abiertas y lo que se hace en esos casos es sacar una muestra y llevarla a un laboratorio y al ser transportada de un lugar a otro el dueño del establecimiento puede alegar que en ese trayecto se pudo cambiar el vino.

Expuso que cuando las botellas están abiertas no hay nada más que el equipo adecuado que pueda detectar irregularidades; por lo que lo único que revisan en la actualidad son botellas cerradas.

Morales Ortiz admitió que hace falta este equipo para poder trabajar de una manera más profesional, pues al tenerlo podrían detectar de manera inmediata el grado de alcohol de las botellas y si contiene alguna sustancia que no corresponda al líquido.

“No tenemos la capacidad ni la tecnología adecuada para detectar estas situaciones; sin embargo, hasta el momento no hemos recibido reportes de una situación alarmante que tenga que ver con alcohol adulterado en los establecimientos del municipio”, agregó el titular.

Frente a ello, refirió que se busca la manera de adquirir este aparato y que no sea tan caro por la situación de austeridad del ayuntamiento.

La inversión que tendría que realizar el Municipio asciende a 6 mil 800 pesos, por lo que se ha gestionado esta cantidad a través de un proyecto que primero se tiene que presentar al presidente municipal José Haro de la Torre, para después solicitar la aprobación del cabildo.

 


Los comentarios están cerrados.