Ayer se llevó a cabo la presentación del primer informe de labores del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información de Zacatecas, encabezado por Norma Julieta del Río… y los chismosos, se dieron vuelo.

Según los de lengua viperina, fue un verdadero despropósito el que hayan presentado a la presidente honorífica del SEDIF, Cristina Rodríguez de Tello, ¡y la hayan dejado dar un discurso como si fuera su marido, el góber! ¿Quién le dijo?

Peor tantito, estando ahí presente la secretaria General, Fabiola Torres, en representación del gobierno del estado. Fuera otro, se habría levantado y salido del evento reclamando la falta de respeto a la investidura, pero… dicen, ella está muy agradecida porque en el IZAI le han acomodado amigos y familiares. ¡Ups! ¿Será?

Casi como queriendo zafarse de la bronca en que ahora está metida también la Secretaría de Infraestructura por el tema del Teleférico, cuentan que su titular, Francisco Ibargüengoitia Borrego, le quiso reclamar a la titular de Educación, Gema Mercado, en cuanto la vio: “¡La ando buscando!”.

Pero entrona como es, los chismosos vieron cómo la científica se volteó, lo vio a los ojos fijamente y lo paró en seco: “No, te ando buscando yo a ti”. Y seguramente era para que le explicara por qué carambas se puso en riesgo a los menores de un kínder, con una obra como esa.

Y es que como Ibargüengoitia Borrego estuvo en la administración anterior y sigue en la actual, pues se supone que él, mejor que nadie, debería saber qué pasó y por qué no se cuidaron todas las formas. Ahora a ver cómo sale de esta

Por si fueran pocas las broncas en las que está metido Ibargüengoitia Borrego, resulta que su dependencia, así como también las de Salud y Turismo, ¡han tenido que estar regresando dinero a la federación por observaciones de aquella Auditoría Superior!

Nomás eso nos faltaba, que en un momento en que todos repiten que no hay dinero, se tengan que regresar recursos que ya estaban aquí, pero que misteriosamente o sospechosamente no se ejercieron en tiempo y forma. ¡Qué bruto!

De veras no tienen perdón, pero entonces ¿en dónde están guardando la lana y por qué no la gastan en lo que deben? O, como dicen los chismosos que piensan mal: ¿a quién benefician con los intereses que genera ese dinero cuando lo ponen a sudar? Que expliquen…

Y ya para terminar la semana, ahí tienen que anda en el rancho el rumor de que quien se quedó encargado de la secretaría de administración en la Universidad Autónoma de Zacatecas, es un perfecto desconocido… o un títere conocido.

Por si eso fuera poco, se dice que el espacio del que salió Edmundo Guerrero hace días, dizque para enfrentar la bronca que traen por presuntos malos manejos de los dineros universitarios, es nomás un parapeto para que “otras manos” manejen el área a distancia.

Y muchos se preguntan por qué el huacarrector, Antonio Guzmán Fernández, habrá puesto ahí a un joven que, a lo mucho –recuerdan algunos–, si acaso, ha sido secretario particular de Cuauhtémoc Rodríguez. ¿Qué querrán decir?


Deja un comentario