STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.– En temporada de cuaresma disminuye hasta 50 por ciento la venta de carne, situación por la que la mayoría de los carniceros decide cerrar sus establecimientos cada Viernes Santo.

Quienes abren sus puertas es porque entre su mercancía también han optado por vender productos de Cuaresma, como pescado y camarones, además de abarrotes, aunque aseguran que no se compara con la venta de carne.

“Aunque no todos las personas dejan de consumir carnazas, las bajas ventas también se deben a la falta de recursos de las familias fresnillenses”, comentó Jesús Saucedo, propietario de un negocio de este giro.

Por otra parte, el carnicero Roberto Garay mencionó que las ventas bajan no sólo los Viernes Santos, sino también un día antes y uno después, debido a que las familias ahorran para comprar el pescado y no les alcanza para el consumo de carne.

“Las personas apartan su dinero para poder consumir carne y ahora en la Cuaresma tienen que decidir qué comprar y en la mayoría de las ocasiones gana la tradición”, explicó.

Armando Solís opinó que muchas personas ya no siguen tradiciones; sin embargo, no tienen dinero para darse el lujo de comer carne. Ante esta situación los días fuertes de venta son los fines de semana, en especial los domingos que las familias se reúnen y

pueden cooperarse para comprar el producto.

 


Deja un comentario