STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- Salvador Sánchez Escobedo, párroco del Templo de Nuestra Señora de la Purificación, aseguró que la fe no significa ir a la iglesia todos los días, sino ayudar al prójimo y actuar en bien con los demás y uno mismo.

Comentó que durante el año que ha estado al frente de la iglesia en Fresnillo, los feligreses en el templo han aumentado hasta 10 por ciento.

Detalló que la preocupación de la Iglesia va más allá de que se entre al templo, sino del secularismo, que consiste en vivir como si dios no existiera y afirmó que son las personas quienes se corrompen entre sí.

“Hasta pareciera como una especie de alergia a las cosas que tienen que ver con la estructura de la Iglesia, desde el punto de vista espiritual, pero los fuertes de espíritu son quienes no se dejan someter”, comentó el párroco.

Sánchez Escobedo aclaró que la Iglesia no sólo es el clero, sino también el pueblo católico pues la religión tiene un su profundo significado en la familia.

“Hay personas que viven mejor su fe que quienes vienen a la iglesia; es la actitud de compartir, amar y perdonar. Es la espiritualidad”, enfatizó.

Uno de los grandes desafíos de la Iglesia y de las familias, dijo, son los jóvenes, esto por el mal flujo de los medios de comunicación, compañías y calle, la cual se ha convertido en una escuela de maldad.

“Ante esto, la Iglesia busca la forma de atraerlos y una manera es salir a buscarlos y no esperar a que lleguen; hablarles de Dios y ayudarlos a encontrarlo en su mundo lleno de complejos, que no es una crisis, sino una búsqueda de identidad, donde se pueden

equivocar; pero con los fundamentos y valores de la familia siempre encontrarán el buen camino”, acotó Sánchez Escobedo.

 


Los comentarios están cerrados.