NATALIA PESCADOR | NTRZACATECAS.COM
NATALIA PESCADOR | NTRZACATECAS.COM

Patricio Pons consiguió escribir un capítulo importante al ser el primer aficionado práctico en gestar una encerrona. El escenario elegido fue el cortijo de Campo Bravo en San Juan del Río, Querétaro, de donde, tras el corte de tres orejas y un indulto a un extraordinario novillo de Teófilo Gómez, salió a hombros, cumpliendo con creces este compromiso.

La respuesta en los tendidos fue favorable, inició una tarde prometedora con Sesentón, novillo del hierro de Xalmonto, con el que Pons ha tenido una labor esforzada, recompensada con una oreja, debido a que extrajo el último muletazo que tuvo un novillo justo de fuerza. La faena se desarrolló con fragmentos de calidad.

Cadencia con el capote al recibir a Histórico, novillo de Bernaldo de Quirós, con el que tuvo solera, clase y calidad en el desarrollo de su trasteo multeril, misma que rompió a más, logrando también la transmisión completa en los tendidos. Consiguió coronar su labor con una estocada certera para cortar dos orejas a ley.

En esta tarde, Patricio Pons demostró su capacidad técnica y artística con su tercero, el novillo Filomeno del hierro de Teófilo Gómez.

Toreó a placer, corriendo la mano, y prácticamente hizo todo lo que en su mente estuvo; trazos largos, de aquí hasta allá, todo con temple y suavidad, para luego  indultar al ejemplar y recibir trofeos simbólicos.

Con el último ejemplar, Pons se esforzó pero el novillo de Bernaldo de Quirós fue de poco juego, por lo que sólo escuchó palmas.

Al finalizar el festejo, el matador de toros Juan Pablo Sánchez fue quien sacó a hombros al triunfador.

 


Los comentarios están cerrados.