REFORMA
REFORMA

Si vas a comprar un bien raíz es mejor que lo hagas con cautela. La suplantación de identidad va en aumento; en los primeros 2 meses de este año se han registrado 109 casos.

Esta cifra es alrededor de un 49 por ciento mayor que la contabilizada en el mismo periodo
del 2016.

En el primer bimestre del año pasado se presentaron 73 situaciones, según el Índice de Incidencia Delictiva de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León. “Existen dos acciones delictivas que afectan directamente al sector inmobiliario.

“Son la suplantación de identidad y la falsificación de documentos”, advierte Álida Bonifaz de Narváez. La titular de la Notaría Pública No. 24 explica que la suplantación se da cuando una persona asiste a celebrar un contrato de compraventa y se hace pasar por otra, ostentándose como dueña de los derechos de un inmueble.

“En el caso de la falsificación de documentos, elaboran hojas testimonio para vender una propiedad”, señala la coordinadora de la Comisión Antifraudes del Colegio de Notarios Públicos de Nuevo León. La fedataria dice que estos delitos tomaron fuerza desde finales del 2014 y principios del 2015.

Para evitar ser víctima de estos fraudes se deben tomar en cuenta las señales de alerta.

Una de ellas es que se solicitan cantidades de dinero para asegurar la compra. “El monto que piden va de acuerdo a las posibilidades que ven en el posible cliente y en su interés.

“No existe un porcentaje que generalmente pidan, pero puede ir del 10 al 50 por ciento del valor
de la casa”, detalla Bonifaz.

Se debe visitar la propiedad varias veces, corroborar información con los vecinos y tener cuidado si el inmueble no tiene un aviso de que está en venta.


Deja un comentario