REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

México.- Un resurgimiento de la inseguridad en la zona fronteriza mexicana y una política del nuevo gobierno estadounidense cuyo enfoque es blindar la contaminación de sus fronteras, empiezan a alentar y dificultar el tráfico de mercancías de México hacia Estados Unidos,  denunciaron consultores en seguridad afiliados al Cluster de Seguridad en el Comercio Internacional.

Sergio González, director de Security & Risk Management Associated, advirtió que los exportadores mexicanos e incluso sus proveedores empiezan a someterse a una mayor revisión, misma que ni siquiera pueden evitar las empresas que cuentan con certificaciones de seguridad en el comercio bajo los estándares estadounidenses.

“La Certificación de la Asociación Aduana-Comercio contra el Terrorismo, (CT-PAT) estadounidense, que buscaban exportadores mexicanos para que sus mercancías usarán el carril “fast track”, ahora será exigida como requisito para poder ingresar mercancías a Estados Unidos”, indicó.

Víctor Chávez Hernández, director del Cluster de Seguridad en el Comercio Internacional, dijo que las empresas mexicanas enfrentan una política cada vez más rígida en el cruce de mercancías hacia Estados Unidos, al regresar la ola de inseguridad sobre todo en los estados fronterizos.

“Tenemos un diagnóstico en una muestra de 45 empresas transportistas que evaluamos en estándares de CT-PAT y la mitad están en proceso de implementación, pero todavía no cumplen con las normas de certificación de seguridad”, indicó.

González estimó que los cambios en el Tratado de Libre Comercio llevarán tiempo, pero las medidas del gobierno estadounidense podrían ser efectivas como la exigencia de certificaciones.


Los comentarios están cerrados.