REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Ciudad de México.- Como complemento al Protocolo de Actuación Policial para el Control de Multitudes, la Secretaría de Seguridad Pública expidió el Protocolo Policial para la Protección de Personas en el Contacto de Manifestaciones o Reuniones.

Publicado en la Gaceta Oficial, el acuerdo incluye diversos acuerdos y normas internacionales de protección para periodistas en el marco de una cobertura en una manifestación.

«El presente Protocolo es de observancia general y obligatoria para las y los integrantes de la Policía de la Ciudad de México, y tiene por objeto garantizar la seguridad y el ejercicio de los derechos de todas las personas que se vean inmersas en las manifestaciones o reuniones, en cuando a su integridad personal y respecto de sus bienes», señala el protocolo.

De acuerdo con el documento, la SSP deberá encargarse de elaborar un Plan Operativo en el caso de una manifestación planeada; en caso de ser espontánea, establecerá la coordinación y planeación de operaciones por la frecuencia de radio o en el puesto de mando.

«La Policía no podrá usar armas letales en la dispersión de manifestaciones o reuniones. Queda estrictamente prohibido el uso indebido de cualquier objeto, sea o no parte del equipo.

«El uso de la fuerza se empleará de manera gradual en el orden siguiente: persuasión o disuasión verbal; reducción física de movimiento, y; utilización de armas incapacitantes no letales», detalla el documento.

No obstante, el documento no detalla el tipo de armas incapacitantes que podrán utilizarse, aunque sí abre la posibilidad a un aumento gradual de la fuerza pública, dependiendo de las circunstancias y bajo estricta consulta al Puesto de Mando.

El documento incluye otros capítulos, dedicados a la protección de población vulnerable y de periodistas, así como en materia de transparencia y rendición de cuentas de los elementos policiacos en el ejercicio de su labor.

«Los actos contrarios a la ley atribuidos a una persona, incluso la comisión de delitos, no deben atribuirse o ser factor para afectar a otras personas que ejercen el derecho a manifestación», expone una de las fracciones dedicadas a limitar el uso de fuerza.


Los comentarios están cerrados.