ALEXA MONTIEL | NTRZACATECAS.COM
ALEXA MONTIEL | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. Tomasa González Díaz ha dedicado 16 años de su vida a empacar mercancía en tiendas de supermercado, pues la parálisis motora de sus piernas no le permite desarrollarse en otro tipo de labores.

La mayor satisfacción que tiene de este trabajo es saber que, a pesar de su discapacidad, puede seguir trabajando y costeándose sus propios gastos a través de un empleo digno que la ha ayudado a salir adelante.

Relató que a pesar de que el trabajo le gusta mucho, a veces es muy difícil pues la crisis económica ha hecho que las propinas disminuyan; sin embargo, aseguró que le encanta tratar con las personas y brindarles el mejor servicio a la hora de empacar su mercancía.

González Díaz comentó que en ocasiones puede juntar 20 o hasta 200 pesos, lo cual depende de la temporada, pues dijo que en Navidad, 10 de Mayo, Día de Muertos, Año Nuevo, entre otros días festivos, es cuando mejor les va pues mucha gente les da hasta 50 pesos.

Aseguró estar feliz porque hay muchas personas quienes no son contratadas por tener una discapacidad; sin embargo, cuando a ella se le presentó la oportunidad, no pensó desaprovecharla, pues ya son bastantes años los que tiene trabajando como empacadora.

“Me gusta cuando los niños pequeños se pelean por ver quién le da el dinero a la empacadora o cuando me quieren ayudar a guardar su mercancía. Amo mi trabajo pues me hace sentir útil y feliz”, detalló González Díaz.


Los comentarios están cerrados.