REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

México.- Tras la victoria de Donald Trump, los incidentes de odio contra los migrantes y las minorías se han disparado en Estados Unidos.

Pero ésto no sólo afecta a los adultos, sino también a los más pequeños: según una encuesta a 10 mil profesores de primaria y secundaria en el país vecino, la retórica usada por el republicano durante su campaña presidencial ha contribuido a la creación de un ambiente hostil entre los estudiantes de todo el país.

El sondeo, realizado por el Southern Poverty Law Center, una organización dedicada a monitorear los incidentes de odio, y publicado por Univisión, revela que las amenazas verbales contra los migrantes no sólo han crecido, sino que incluyen una serie de insultos que no eran comunes antes de la candidatura de Trump.

La encuesta menciona 472 incidentes en los que un estudiante fue atacado con referencias a la construcción del muro, y decenas más en los que se utilizó un lenguaje racista contra musulmanes, judíos o latinos.

Un ejemplo es el del hijo de Kate DeStefano-Torres, casada con un puertorriqueño, a quien una niña de quinto grado le espetó: “Prohibidos los mexicanos”.

“Trump construyó este muro. Estás fuera de aquí”, añadió al señalar una pared, de acuerdo con el relato de su madre a Univisión.

La encuesta reveló que 90 por ciento de los profesores coinciden en que la elección tubo un impacto negativo sobre los estudiantes.

“He experimentado la discriminación en mi vida, pero nunca tan pública y sin vergüenza”, afirmó una mujer de raíces asiáticas dentro de otro estudio publicado por la misma organización.

Historias de jóvenes acosados debido a su procedencia abundan, como el caso de un joven hispano de 10 años que recibió insultos racistas mientras caminaba en una playa en Hermosa, California.

Enfrentadas a esta situación, las escuelas se encuentran en un dilema: Cualquier medida disciplinaria podría ser vista como política, mientras que la falta de acción resulta igual de propensa a las críticas.

Además, a muchos padres migrantes les intimida reportar incidentes a la escuela, especialmente en los casos de indocumentados, pues aumentar su visibilidad podría saldarse con la deportación.

Existen medidas establecidas por el Gobierno de Estados Unidos para lidiar con los casos de abuso y discriminación. Sin embargo, pese a su proliferación, la Administración Trump todavía no ha condenado públicamente los actos de odio en las escuelas.


Los comentarios están cerrados.