STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

 SOMBRERETE. El impacto ambiental de la planta tratadora de aguas residuales de Sombrerete no se valora aún, debido a que las aguas todavía no son captadas en su totalidad por la falta de alcantarillado y “todavía haya aguas negras corriendo por el arroyo”, reconoció Sergio Rojero, técnico ambiental.

De igual manera aceptó que una necesidad básica para que la planta opere al cien por ciento es contar con personal capacitado con el que no cuenta para cubrir dos turnos, considerando que la planta trabaja las 24 horas y se requieren al menos dos personas para cada turno.

El técnico consideró que lo que más urge atender es la ampliación de la red de alcantarillado para que la planta reciba el total de las aguas y preste el servicio que requiere la comunidad y cumplir así el objetivo para el que fue construida.

De esta manera, dijo, se evitaría que prevalezcan los focos de contaminación.

Por otra parte, a las aguas que actualmente son tratadas no se les ha dado el uso debido, como es la agricultura, pues se vuelven a colocar en el arroyo, de manera que se mezcla con las aguas contaminadas que corre y el trabajo de la planta se degrada, expuso.


Los comentarios están cerrados.