Hueso
Aunque apenas van seis meses de que culminó la anterior administración, ya hay algunos ex funcionarios y ex regidores, principalmente, que ya han taloneando otro hueso (no se les vaya a hacer tarde). Unos porque ya se les acabó su finiquito y otros nomás para hacerse más ricos (no tienen llenadera…)

Dicen que a algunos ya se les hizo vicio el vivir del erario y cómo no, si gracias a ello tienen sus ranchos, tiendas, empresas… Uno de los que anda más activo buscando entrar a las ligas mayores es el ex edil Gerardo Pinedo, si el que presumía que a bota y caballo respaldaba a la gente en el campo.

Nos llega al Templete que sus apariciones en todos los eventos (del estado, principalmente), obedecen a que busca ser alcalde en 2018 ¿perdooon?, sí, estimado lector, tome aire y lea otra vez, quiere ser presidente municipal.

 

Paseadores
Mientras unos tienen la dicha de tener varios vehículos para promoverse de manera anticipada, cuentan en los pasillos (de la presidencia, ya sabe), que en el Municipio la falta de vehículos sigue siendo un problema.

Cuentan los chismosos que los privilegiados son los conocidos junior´s (así les conocen a los empleados de las direcciones de Desarrollo Social y Económico), quienes bajo el pretexto de que salen a trabajar se la pasan echando rostro en los vehículos oficiales.

Aunque se supone que hay una encargada de vigilar el parque vehicular conocida como Marcela del Cojo (la ex locutora), dicen los chismosos que nada hace al respecto (pues son sus cuates), unos de sus preferidos son los del departamento que se encargan de la logística de los eventos, a cargo de Gerardo Badillo, donde hay asignados más de dos vehículos y gastan gasolina como si trabajaran en Limpia.

 

Sola
La que está a punto de quedarse sin trabajadores es la encargada de la oficina de enlace de Relaciones Exteriores, una tal Leticia López Aparicio, y no porque haya sufrido de un recorte de personal, sino porque todo aquel que no le de los buenos días o la contradiga, se va.

Es tan común la rotación de personal en esta área, que hay casos en los que ya repitieron que los mandara a disposición. Eso sí, Leticia López tiene a su consentida, su secretaria particular, por ejemplo, quien es sus ojos, sus odios y su corazón en la oficina.

Aunque ya varios trabajadores se han quejado de ella con el jefe de Recursos Humanos, José Humberto Venegas Badillo, nada ha hecho al respecto, incluso dice que a esa área manda a puro personal de contrato para evitar problemas con el sindicato, salió listo el muchacho.


Los comentarios están cerrados.