EMILIO
EMILIO

El lunes, a las ocho de la noche, en la Cineteca de Zacatecas será presentado el documental Rojo paraíso (Dir. Alberto Amador, Zacatecas, PECDAZ, ISC & Marisco Film, 2016). En el evento se contará con “el talento” que aparece en el documental.

Rojo paraíso es el testimonio de un grupo de personas que decidieron vivir y ejercer sus libertades, como ser ellos mismos según su decisión y estilo de vida. En poco menos de una hora, se cuentan las autobiografías de varios hombres (Israel, Javier…) que cruzaron lo culturalmente correcto en una comunidad rural de Zacatecas, la ciudad de Miguel Auza. El tránsito fue asumir públicamente que eran homosexuales y querían hacer “transformismo”.

El documental no es una historia de víctimas o represión a ultranza, aunque sí hay relatos de ello. La dirección del documental optó por un rostro en positivo de la historia: cómo fue el proceso de visibilización de un grupo de personas y al salir cómo influyó para cambiar las formas de percepción y convivencia en la comunidad.

Rojo paraíso no es una simple historia de homosexuales y travestis de una comunidad rural; es una enseñanza de cómo la valentía y la libertad pueden ejercerse sin temor. Por cierto, en el transcurrir del documento están las huellas económicas del gay way of life: empresarios y trabajadores que saben que las labores les ayudarán a subsistir.

Algo más

Desde el pasado viernes iniciaron las exposiciones en los diferentes galerones y museos de la ciudad. Le propongo que ante cada exposición ponga en riesgo su percepción de arte. Sea generoso al mirar y escrutar obra, artista y su propio consumo cultural. Considere que lo expuesto no es “testimonio del gusto o de la moda de un momento dado” es la puesta en escena de discursos, textos y estética.


Los comentarios están cerrados.