REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

México.- La Misión Permanente de México ante Naciones Unidas reprobó el discurso de odio y la xenofobia contra los migrantes y refugiados en el mundo.

Durante el debate general sobre las tragedias irregulares en el Mediterráneo, llevado a cabo el viernes, México rechazó que los migrantes sean factor de inseguridad y desempleo para los países que los reciben.

“Observamos con alarma los sentimientos de discriminación, xenofobia y de racismo que promueven que el migrante sea percibido como factor de desempleo para los nacionales de los países de destino.

“Rechazamos señalamientos que califican a los migrantes como factores de riesgo para la preservación de las culturas nacionales”, estableció en una transcripción de la postura de la delegación mexicana.

Defendió que los migrantes aportan al desarrollo y el enriquecimiento de las sociedades de acogida, por lo que debe impulsarse su inclusión social.

La delegación se solidarizó con los migrantes, refugiados y solicitantes de asilo en el mundo, y llamó a los países de las Naciones Unidas a estar del lado correcto de la historia.

“Tengamos el valor de reconocer el falso pragmatismo de los discursos de odio que se escudan en ultranacionalismos mal concebidos.

“Tengamos la fuerza para denunciar y rechazar la barbarie y la perversidad de quienes aprovechan la condición migratoria como blanco para el racismo”, pidió.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) respaldó ayer la alerta que el Gobierno de México lanzó ante Naciones Unidas contra el discurso de odio y la xenofobia contra los migrantes y refugiados.

En un comunicado, indicó que “saluda la alerta y denuncia” sobre el discurso de odio que pretende criminalizar a las personas en contexto de migración y alientan el racismo y la xenofobia.

“La CNDH se solidariza con las acciones emprendidas en favor de las personas en contexto de migración y refrenda su compromiso con la defensa de la dignidad de las personas”, sostuvo.

Durante el debate general sobre las tragedias irregulares en el Mediterráneo, llevado a cabo el viernes, la Misión Permanente de México ante Naciones Unidas rechazó que los migrantes sean factor de inseguridad y desempleo para los países que los reciben.

“Observamos con alarma los sentimientos de discriminación, xenofobia y de racismo que promueven que el migrante sea percibido como factor de desempleo para los nacionales de los países de destino.

“Rechazamos señalamientos que califican a los migrantes como factores de riesgo para la preservación de las culturas nacionales”, de acuerdo con una transcripción de la postura mexicana.

Defendió que los migrantes aportan al desarrollo y el enriquecimiento de las sociedades de acogida, por lo que debe impulsarse su inclusión social.

La delegación se solidarizó con los migrantes, refugiados y solicitantes de asilo en el mundo, y llamó a los países de las Naciones Unidas a estar del lado correcto de la historia.

“Tengamos el valor de reconocer el falso pragmatismo de los discursos de odio que se escudan en ultranacionalismos mal concebidos.

“Tengamos la fuerza para denunciar y rechazar la barbarie y la perversidad de quienes aprovechan la condición migratoria como blanco para el racismo”, pidió.


Los comentarios están cerrados.