KAREN CALDERÓN
KAREN CALDERÓN

Un 50 por ciento de pérdida en ventas han tenido los comerciantes del cerro de La Bufa, quienes aseguran que la situación se origina por la mala planeación del gobierno para realizar la obra de renovación del Teleférico, pues la atracción turística está cerrada en esta temporada vacacional.

Además, reprocharon que no han recibido ningún apoyo del gobierno del estado ni del Ayuntamiento de Zacatecas.

Expresaron que a pesar de a la capital ha llegado un buen número de turistas, la mayoría no va al  cerro de La Bufa como en vacaciones pasadas, ya que el Teleférico era una herramienta para transportarse desde el Centro Histórico.

Por otra parte, algunos comerciantes aseguran que la única beneficiada con el cierre del Teleférico es la empresa que maneja la tirolesa, ya que se ha convertido en el atractivo del lugar.

Asimismo, lamentaron que la falta de compromiso y planeación de las autoridades encargadas de la obra de mejoramiento al Teleférico no tomaran las decisiones correctas y con ello sus ingresos se vean afectados por más de un año.

Por su parte, los turistas que sí llegan al lugar lamentan que el Teleférico esté cerrado, pues este medio les muestra otra cara de la ciudad y les sirve como medio de transporte para bajar al centro de zacatecas.

“Es más difícil el subir, ya que no existe un transporte único para que te traslade al cerro, más que los  carritos turísticos, o taxis, es lamentable que no se pueda vivir la experiencia del viaje en teleférico, este es una de las principales atracciones que buscamos aquí en Zacatecas”, expresó uno de los turistas.


Nuestros lectores comentan

  1. nomasyosoyunico

    Aja!, ¿Cuánto pagarían por esta publicidad los locatarios de ese lugar que cada 8 días hacen su agosto, vende todo tan caro que hacen correr a los turistas, si usted tiene ganas de una fruta, un refresco, una torta, una rusas, un elote, lo mas barato que encuentra es una bolsita con un solo mango con limón y chile y le cuesta la honrosa cantidad de CUARENTA PESOS, si usted quiere un elote, dependiendo quien se lo venda ya que solamente existen tres lugares dos en locales establecidos y uno callejero, el vasito le cuesta TREINTA Y CINCO PESOS, claro con su queso chile y limón, el callejero le cuesta VEINTE, y si quiere divertirse en la tirolesa, tiene que traer sus ahorros de todo el semestre, si usted gana cinco salarios, si el salario diario por 8 horas son 90 pesos, cuatro días de ellos en solo doce minutos colgado de una distancia de cien metros se los quitan, y lo peor es que lo hacen caminar de regreso, usted tiene que ser alpinista, magníficos negocios los que están en ese lugar, (pura envidiota, yo quiero uno) y claro, todos son familiares, excepto el que tienen las monjitas, que venden sus panes (quince pesos c/u) y sus rompopes, todo lo demás es ficción. hasta el supuesto trenecillo. robo al descubierto totalmente, y donde anda profeco.