DANTE GODOY | NTRZACATECAS.COM
DANTE GODOY | NTRZACATECAS.COM

Guadalupe.- El alcalde Enrique Flores Mendoza, afirmó que “la falta de denuncia, que se traduce en la falta de valor cívico de los ciudadanos, dificulta que se puedan prevenir los hechos delictivos y que cuando ya se cometieron, que se aplique la ley para penalizar a los delincuentes”.

Refirió que se busca potencializar los mecanismos de denuncia, y expresó que más allá de tener mayor patrullaje con presencia de elementos federales o incrementar el número de policías municipales, son los ciudadanos quienes pueden darse cuenta de inmediato si en calles o comunidades hay movimientos fuera de lo cotidiano y denunciar.

“En las comunidades cuando pasa algo, ahogado el niño ahora sí queremos tapar el pozo y nos damos cuenta de que cuando están obligados a denunciar un acto delictivo, ellos ya sabían con antelación de notar la presencia de sujetos extraños”, manifestó.

Por otra parte, admitió que no es posible cuidar de las 28 comunidades de Guadalupe, debido a que ni a nivel municipal, estatal o federal, se puede garantizar la presencia de elementos que cuiden a la gente por la dispersión poblacional del municipio.

“Sería contradictorio decir que sí podemos, ya que no garantizamos que haya seis elementos por patrulla, pues falta personal y solamente podemos poner a un par de policías por patrulla y es insuficiente”, declaró.

Flores Mendoza aseveró que a pesar de las estrategias de seguridad planteadas desde el Grupo Local de Coordinación, no pueden ser efectivas si la población tiene desconfianza de las corporaciones que deben garantizar la paz pública.

Dejó en claro que al Ayuntamiento de Guadalupe no le corresponde y no son facultades el atender los delitos de alto impacto, sin embargo, mencionó que lo que le compete es que tengan condiciones de seguridad en todo el municipio que es el centro poblacional más grande del estado.

Indicó que las estrategias de seguridad no pueden complementarse debido a que la ciudadanía no participa en interponer quejas en los números de emergencias o reportar actividades sospechosas en sus barrios.

“Somos los ciudadanos quienes tenemos el deber de tener una actitud de corresponsabilidad de poder denunciar de manera preventiva alguna anomalía”, agregó.

Reconoció que en Guadalupe el número de homicidios aumentó en las últimas fechas y que el 99 por ciento de los hechos estuvieron ligados al crimen organizado, particularmente al tema del narcomenudeo.

“Aquí ha dejado de ser un estado de paso de la droga para ser una demarcación donde ya se está dando el consumo, sobre todo las drogas sintéticas y se traduce en que los cárteles estén disputando la plaza para incrementar el narcomenudeo”, aseguró.

Señaló que ha participado en reuniones del Gabinete de Seguridad donde se constató el interés del gobernador Alejandro Tello Cristerna por disminuir los índices delictivos.


Los comentarios están cerrados.