REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Ciudad de México.-  En dos años, la población con depresión casi se triplicó en Guerrero y el ambiente violento contribuye a ello, alertó Enrique Chávez, presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana.

En 2014, en esa entidad había 634 personas con depresión y, para 2016, la cifra aumentó a mil 689, detalló.

REFORMA publicó hoy que en lo que va del año se han registrado 760 ejecuciones en Guerrero, un promedio de más de seis asesinatos por día, de acuerdo con cifras oficiales.

Aseguró que la violencia es uno de los factores que está elevando el índice de depresión en varios puntos del País. Detalló que, de los 12 estados que en 2016 concentraron más personas con esta enfermedad, en la mayoría de ellos los delitos y los homicidios son frecuentes.

Según datos de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, entre las entidades con más depresión se encuentran Jalisco, Chihuahua, el Estado de México, Veracruz, Tamaulipas, Sinaloa, Nuevo León y Michoacán.

Pese al alza de casos, Guerrero aún no figura entre los estados con más depresión, pero esto se debe a que aún falta identificar el impacto que la violencia ha generado allá, consideró el psiquiatra.

Por ello, en conjunto con el Instituto Nacional de Psiquiatría, impulsan un proyecto que busca atender a víctimas de la violencia en esa entidad.

“Formamos una sección académica que está relacionada con los sobrevivientes de la violencia, aquellos que han sufrido directamente violencia, que han perdido familiares debido a la inseguridad que vive el País, y aquellas personas que son familiares de los desaparecidos”, explicó Chávez.

Después de vivir algún tiempo angustiados, con miedo, o tras haber sido víctimas directas de actos violentos, agregó, los mexicanos están presentado problemas de salud mental.

“Las personas pueden desarrollar una enfermedad mental por predisposición genética o por eventos traumáticos. Las drogas, la violencia, la inseguridad van a estar contribuyendo a las enfermedades mentales”, sostuvo.

En tanto, Alejandra Buggs, directora del Centro de Salud Mental y Género, relaciona también la crisis económica con la violencia.

“Es por la parte psicofisiológica, la violencia en la que vivimos, la incertidumbre económica que estamos enfrentando”, dijo en entrevista.

Señaló que Chihuahua es el cuarto estado con más depresión en mujeres, y Veracruz sigue el patrón.

“Pensando en la situación que en Chihuahua se ha vivido, los feminicidios, lógicamente hay muchas mujeres deprimidas porque no saben el paradero de sus hijas.

“Veracruz también, desafortunadamente, está pasando por una situación muy fuerte y Tamaulipas tiene un índice de violencia impresionante. Las personas están en constante angustia y ansiedad porque no saben en qué momento puede sucederles algo”, manifestó.


Los comentarios están cerrados.