¿SEGUROS?
Estamos seguros, tan seguros, pero de que la relación del titular de Seguridad Pública, Froylán Carlos Cruz, y el procurador de Justicia, Francisco Murillo Ruiseco, ha sido, es y será ríspida. ¡Seguro!

El caso es que el gobernador Alejandro Tello Cristerna autorizó a la Secretaría de Seguridad Pública impartir la licenciatura en Seguridad, que ya fue autorizada por la secretaria de Educación, Gema Mercado Sánchez, para que, en junio entrante, comience en las aulas del Instituto de Formación Profesional.

Incluso, todavía en las primeras semanas de marzo, Murillo Ruiseco dijo que la Procuraduría de Justicia sería la responsable de la licenciatura en Seguridad, con el apoyo académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Sin embargo, no transcurrió mucho tiempo cuando, internamente, en el Instituto de Formación Profesional, corrió la versión de que el gobernador ya había marcado ganador. Así es que, no se apuren, estamos seguros de que seguiremos inseguros.

BARBA
Se desentrañó el misterio. ¡Taraaán! Alejandro Tello confesó en entrevista exclusiva por qué se ha dejado crecer la barba: resulta que es en solidaridad con un niño enfermo, o sea, es una manda. ¡Ternuriiita!

Y, bueno, aprovechó para raspar chamarras, ya que dijo que lo importante es gobernar, no tener una cara bonita; “digo, uno que es feo, pero quiere trabajar, qué importancia tiene la apariencia física”.

¿O sea? ¡Ups! Cuando veas la cara de tu amiguis golpear, pon tus barbas a remojar.

VIAJES CAROS
Ahora que están de moda los bonos, resulta que nadie los cobra en ésta tan diferente administración, pero dicen las malas lenguas y los chismosos del pueblo que, al menos, el secretario de Turismo, Eduardo Yarto Aponte, tiene maneras para hacerse de privilegios.

Pues resulta que, a diferencia del mismísimo gobernador Tello, quien viaja en clase turista a todos lados, Yarto Aponte se puso buzo y él sólo viaja en primera clase, lo cual va contra toda medida de austeridad ofrecida por el mandatario estatal.

Esto ha sorprendido a propios y extraños, pues, al parecer, es el único que hace uso de este placer y, obviamente, no está bien visto en las altas y transparentes esferas gubernamentales.

PREOCUPADOS
No cabe duda que a donde se mire hay cosas raras. Ahora resulta que el coordinador jurídico del Congreso del estado, José Luis de Ávila Alfaro, está integrado en la nómina de Soledad Luévano Cantú. Lo que ha levantado sospechas respecto a la asesoría jurídica que recibe Chole para presentar tanta demanda ante la PGR.

Dicen quienes rondan en los pasillos de la Legislatura local, que Ávila Alfaro está harto preocupado por tal situación y está desesperado en demostrar que no es él quien cobra bajo ese nombre con Luévano Cantú, pues dicen que dice que se trata de un homónimo.


Los comentarios están cerrados.