Regaño
Tremendo regaño se llevaron varios funcionarios luego de que en días recientes nadie se dignó a acudir a un evento organizado por los comerciantes formales, mismo al que acudió como invitado de honor José (Don Pepe para los arrastrados) Bonilla.

Dicen en los pasillos (de la presidencia, ya sabe) que Don Pepe llegó muy puntual a la cita, pero pasaron 10, 15, 30 y 45 minutos y el que supuestamente iría en representación del Municipio no llegó, lo cual, cuentan los chismosos, llenó de cólera a Don Pepe y comenzó a llamar a cuento amigo, pariente y achichinque tiene en el ayuntamiento para exigirles se hiciera presente alguien del ayuntamiento.

Todos los asistentes esperaban la llegada de cuando menos el director de Desarrollo Económico y Fomento, René González López, pero dicen que él ni siquiera se dignó a contestar, por lo cual aún con lagañas en los ojos tuvieron que mandar al regidor Manuel Flores quien ni siquiera sabía de qué trataba el evento.

Adiós
Pues resulta que siempre no era la persona que necesitaban y con la mano en la cintura le dieron las gracias al que era el administrador del Rastro TIF, un tal Juan José Murillo López (ex chofer del ex alcalde Gilberto Dévora).

Cuentan los chismosos que, aunque Gilberto Dévora se atrevió a abogar por la única cuota política que le habían dado, la respuesta fue negativa, al igual que la que le dieron una vez que solicitó le respetaran el lugar y le dieran oportunidad a otro de los de su contentillo.

Dicen que hubo a quienes les conmovió y le dieron chance de que hiciera una propuesta, pero más se tardó en hacerla, que en lo que regresó por donde llegó, ya que propuso al que en su gestión fue su achichincle más fiel, un tal Marcos Eduardo Saucedo Salas, mismo que actualmente es acusado por habitantes de la zona rural por haberlos drefraudado.

Regreso
Quien también pidió otra oportunidad, fue el ex titular del Injufre, el joven Francisco (Paco para la chaviza) Félix, ya que a varios meses de que fue destituido del cargo reaccionó y dijo que ahora si le echaría ganas al trabajo, ¡ay cosiii!

Nos llega al Templete que cuando se enteró que ya había candidata para ocupar su puesto se presentó con la coordinadora de institutos (puesto improvisado), una tal Claudia Imelda Marmolejo, para pedirle y suplicarle lo dejaran regresar bajo el argumento de que había ayudado a que quienes están en la actual administración llegaran hasta donde están.

Claro, como es típico de Claudia Imelda Marmolejo, le dijo que con gustó lo iba a apoyar, pero en cuanto el joven Paco Félix se dio la vuelta, ella se encargó de desprestigiarlo aún más y buscar por cielo mar y tierra que se llevará a cabo el nombramiento de la nueva titular, ¡que pasada!


Los comentarios están cerrados.