LE VALE

Quien la pasa de lo lindo, en sus últimos meses al frente de la delegación, es Julio César Nava de la Riva, delegado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Él pasea, presume y da conferencias para que todos sientan su felicidad. ¿Y el medio ambiente qué?

El medio ambiente puede esperar, si ya esperó unos seis años, puede aún más. A Julio César le vale un comino que a Zacatecas se lo acabe la contaminación y la negligencia de las propias autoridades. Sean felices, dice el delegado.

Al burócrata le ha valido ma·&$ que el ecoparque sea una pésima inversión y que además esté deteriorado, lleno de basura, con un lago artificial lleno de chapopote y lleno de botellas de plástico. Eso le vale al delegado y mientras ande en bicicleta, tome todas las selfies posibles y ofrezca conferencias. De lindo, pues.

EL SOBRINO

Oootro que la pasa de maravilla es el recién nombrado director de Educación Ambiental, Rafael Medina Salman, sobrino de Amalia García Medina. Bien dicen que a la Secretaría del Agua y Medio Ambiente llegó la basura de los partidos.

Sucede que al “director”, nombrado por el secretario de la Secretaría del Agua y Medio Ambiente, no se le encuentra por ningún sitio. Eso sí, le asignaron una oficina para que también la pase de lo lindo en la soledad, aislado del mundo y rodeado de contaminación. ¿Dónde cree?

Claro, para ocupar espacio, Medina Salman estrenó oficina en el ecoparque, donde nunca se le encuentra porque anda, como Julio César Nava de la Riva, dando clases motivacionales que sirven para lo que sirve su nombramiento. Para nada.

¿EQUIPO?

Y mientras ciertos burócratas se divierten presumiendo en redes sociales la vida que se dan con los impuestos de la gente, funcionarios del gabinete no dejan de refugiarse en su yo interior con tal de no salir embarrados de todo lo que acontece a Zacatecas.

Y claro, quién quiere problemas, pero en este caso no es de a gratis y los funcionarios están para resolver. Aunque todo indica que no es el caso. En el gabinete se escudan en “yo pienso que, yo diría que, en lo que a mí respecta, por mi parte”. ¿Perdón?

Total, el Yoyo no deja de escucharse. ¿Y el equipo? Bien gracias. ¿Y el gobernador? Bien gracias, que se defienda solo, porque funcionarios que le entren al quite nomás no. A estas alturas hay que rogar por un milagro.

INGENUAS

Mientras tanto, en el Congreso del Estado surgen las ideotas. Ya se sabe, ahí hay mente para todo, si no pregúntele a la diputada Guadalupe Adabache Reyes, a quien, por lo menos, le llamaron ingenua porque se le ocurrió hacer campaña, pero no a favor de ella, sino a favor de un líder sindical.

A la diputada le surgió la maravillosa idea de hacer volantes en apoyo a Miguel Moctezuma para que sea quien dirija “los destinos” del Sindicato del Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (SPAUAZ). De que la diputada sabe de autonomía, sabe.

Adabache Reyes invirtió sus recursos y los del Congreso y utilizó gente de comunicación social de la Legislatura para repartir los volantitos. Obvio, con la autorización de la titular Anabel Rivero, quien deja demostrado que lo suyo, lo suyo, no es la comunicación y que se equivocó de planeta.

 


Los comentarios están cerrados.