Proyectos a medias
Fresnillo no es la excepción de mega obras que fueron anunciadas en el sexenio de Miguel Alonso Reyes a lo largo y ancho de todo el estado como proyectos de suma importancia y de gran necesidad.

En El Mineral una de estas obras fue la nueva presidencia municipal, llamada Centro de Atención Ciudadana, obra que para muchos no es otra cosa que un despilfarro de dinero innecesario. Desde inicios de 2016 se comenzó con la obra y a la fecha está inconclusa y no se tiene ni idea de cuándo pueda estar terminada.

Para despistarla tienen a unas cuantas personas disque trabajando, que todo el día se la pasan en la hora del lonche y es comprensible, pues si no hay materiales por falta de recursos, con qué quieren que trabajen, lo cual desmiente eso que tanto presumen autoridades estatales de que el dinero se encuentra en las arcas de gobierno del estado.

Inservibles
Pero ahí no termina todo, ya que hay obras que se terminaron y se entregaron al Municipio en la pasada administración y actualmente presentan significativas deficiencias, tal es el caso de las luminarias del acceso sur.

Sucede que dicho acceso tiene más de un año en penumbras, debido a que las lámparas instaladas son de mala calidad y en la actual administración ya dijeron que no hay dinero para raparlas, pero eso no es todo, ya que el titular de Alumbrado Público, Luis Sucunza Márquez, poco le importa el tema y se conforma con decir que van a esperar a que se les asignen (le caigan del cielo) recursos económicos.

En el circo, perdón evento que se hizo cuando se inauguró el acceso sur, el ex alcalde y diputado federal Benjamín (El Rey para Lady Charco) Medrano afirmó que ya había conseguido piezas de minería para darle una mejor vista urbana a la vialidad, pero al igual que a Luis Sucunza parece que el tema ya no le importó, pues hasta la fecha los camellones lo único que tienen es hierba seca.

Pago
Todo un argüende se armó en la Delegación de Transporte, Tránsito y Validad y no precisamente por los malos comportamientos que han salido a luz pública de elementos de la corporación, sino porque ahora hasta por pisar la oficina quieren cobrar.

Dicen los enterados que al delegado de la corporación Francisco Javier Pérez López (de quien nos llega al Templete recientemente fue ratificado en el cargo), otra vez las cosas se le salieron de control (ya no es novedad).

Resulta que por parte de la Dirección de Tránsito del Estado se le notificó a Francisco Javier Pérez López que a partir de ya tiene que cobrar 400 pesos por capacitación a los choferes del transporte urbano, mismas que anteriormente eran gratuitas, lo que ocasionó la molestia, principalmente, de algunos taxistas, quienes ya se andan organizando para ser un gremio más de manifestantes.


Los comentarios están cerrados.