Yo no fui
Ahora resulta que como dice la canción Yo no fui, de Pedrito Fernández, la aplicó el ex alcalde y ahora diputado federal Benjamín (El Rey para Lady Charco) Medrano, dice que los más de 44 millones de pesos observados por la ASE en su gestión se deben a errores técnicos que hicieron los funcionarios que pertenecieron a su administración, ¡ah no bueno, menos mal!

En pocas palabras el legislador federal ya dijo que busquen donde busquen de nada lo van a poder responsabilizar, pues los que se encargaban del manejo directo de los recursos eran sus incondicionales funcionarios, o sea les echó el paquete.

Cuentan los chismosos que quienes deberán responder por estas observaciones son principalmente dos ex funcionarios y sí, sí son los que usted se imagina, la ex tesorera María Elena Bonilla Ceniceros y el aún titular de la Subsecretaría de Minas y Parques Industriales de la Secretaría de Economía (SE) y ex director de Desarrollo Económico Jason Barker Mestas, quien se encargó de beneficiarse con empresas fantasmas a nombre de otras personas.

 

Desaire
Mientras son peras o son manzanas, dicen en los pasillos (de la presidencia, ya sabe) que el alcalde José (Pepe para los cuates) Haro prefiere mantener una relación muy institucional con el legislador federal, por eso de que no vaya a ser motivo de que la imagen, ¿cuál?, de la actual administración se dañe.

Y para muestra de ello fue lo ocurrido este jueves, día en el que El Rey vino a Fresnillo para apoyar a su incondicional Lady Charco (Marisol Gamboa para la raza), quien esperaba que de paso y por cortesía Pepe Haro le extendiera la invitación para entregar unas viviendas, que por cierto se anunciaron hace como dos años, pero resulta que no, es más ni un vaso de agua le ofrecieron.

Obvio, el alcalde se hizo como que ni enterado estaba de la presencia en El Mineral de El Rey y mejor decidió invitar a Adolfo (Fito para los cuates) Bonilla, mismo que no se dará tiempo de ir a visitar el campo fresnillense para conocer las necesidades que tiene, pero eso sí, le sobra para andar figurando en temas que ni le competen, ¡que alguien lo oriente!

 

Gasolina
Y al paso de una semana, el Rastro TIF sigue sin operar y es que día a día aparecen nuevas deficiencias. Mientras que medio las arreglan y consiguen dinero de donde sea para hacerlo, los productores de ganado siguen sacrificando en la capital del estado.

Como siempre y como en todo, las autoridades municipales hace una semana dijeron que como son muy sensibles y tienen toda la voluntad de trabajar por la grandeza de Fresnillo, los camiones del rastro trasladarían la carne de Zacatecas a El Mineral con tal de no afectar la economía de los introductores, pero eso sólo quedó en promesa.

Dicen los chismosos que desde hace varios días no se acude a recoger la carne, debido a que no se tiene dinero para el combustible que requieren los camiones y hasta prepotentes se han puesto al decirle a los introductores que si les urge su producto, ellos lo trasladen.


Los comentarios están cerrados.