Declaración 1
Impresionante es el grado de incapacidad que han demostrado autoridades municipales para reconocer y resolver los problemas que existen en relación al agua potable y para muestra son las declaraciones que en los últimos días ha dado el alcalde José (Pepe para los cuates) Haro.

Imagínese, estimado lector, que con tal de enfrentar el problema el presidente municipal ya dijo que la falta de agua en El Mineral se debe primordialmente a que más de la mitad del vital líquido que se extrae es robada, ¿queeé?, la inseguridad está a todo lo que da.

Entonces, dicha problemática, deja ver la deficiente planeación que se ha tenido en la inversión de cientos de millones de pesos para mejorar la dotación del vital líquido, pues si el robo es el problema en lugar de una planta potabilizadora que ni sirve, debieron invertir en un sistema de seguridad para las redes de distribución.

 

Declaración 2
Bueno, luego de descubrir que el robo de agua tiene a medio Fresnillo sin el servicio y que de nueva cuenta habitantes de la zona norte montaran un plantón en el Siapasf, resulta que Pepe Haro dice que esta acción obedece a cuestiones políticas, ¡ah no bueno!, pobre alcalde, nada de lo que sucede en El Mineral es su responsabilidad.

Pero la duda es a qué cuestiones políticas se refiere, es más, ¿sabrá qué es eso?, pues parece que no, porque de lo contrario, aseguran los chismosos, el problema se hubiera terminado desde hace varias semanas, a final de cuentas los manifestantes fueron los operadores de su campaña, ¿no?

Dicen los enterados que aun cuando todos los que están sentados en un puesto del ayuntamiento juran y perjuran que llegaron solos a donde están, los manifestantes tienen cómo demostrar que los votos de la gente que ellos acarrearon los mantienen viviendo del erario.

 

Declaración 3
Y como la chimoltrufia, el alcalde como dice una cosa, dice otra, ahora resulta que el problema del Siapasf es un conflicto personal que tienen los manifestantes con la inocente, abnegada e inteligente (es sarcasmo, por si no lo había notado) directora del Siapasf, Laura (ita para las cuatas) Herrera.

Sí, pobre Laurita, ella que se ganó con sudor y cansancio su puesto en el Siapasf, ¡ay ajá!, es odiada por los manifestantes por su cara bonita y por eso y por mero capricho la quieren destituir.

Pero dicen en los pasillos (de la presidencia, ya sabe) que el alcalde, así le cueste su reelección, ya prometió que primero se va él antes de que destituyan a la que últimamente ha resultado ser su protegida, sí, así como lo lee, Pepe Haro está dispuesto a todo con tal de mantener la cuota política que le impuso José (Don Pepe para los arrastrados) Bonilla.


Deja un comentario