Si no hay mañana que valga, menos aún en los brazos del ayer.


Deja un comentario