SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM
SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM

VETAGRANDE. Los únicos tres templos ubicados en la cabecera municipal presentan daños estructurales severos, por lo que el ayuntamiento ya cuenta con una inversión superior a un millón de pesos, pero tan sólo para dos de ellos.

Ubicado en las alturas del cerro, el Templo del Clavario presenta mayor deterioro. A pesar de las obras en su interior, los pobladores aseguran “que van muy lentos” y el viacrucis, que año con año finaliza en este lugar, otra vez no se realizará.

Otro de los recintos, el templo de la Virgen de Guadalupe, que se ubica frente a la presidencia municipal, también presenta afectaciones y está cerrado a la población.

“Desde la administración que salió le solicitamos al departamento de Obras Públicas que hiciera algo, pero nada más dejaron su embarradero de pintura y cemento”.

El propio secretario del Ayuntamiento, Óscar Alvarado Torres, así como el titular del departamento de Desarrollo Económico, Juan Pedro Flores Gurrola, anunciaron que en colaboración con el Fondo de Apoyo a Comunidades para la Reestructuración de Monumentos Históricos y Bienes Artísticos de Propiedad federal (Foremoba) serán reestructurados en su totalidad dos de los tres templos ubicados en la cabecera municipal.

“El más viejo de ellos data desde 1546 y queremos que esto sea muestra de que hay interés por tener en buen estado las edificaciones”.

Descartaron que esta situación haya detonado el robo de arte sacro.


Los comentarios están cerrados.