MANUEL LEYVA | NTRZACATECAS.COM
MANUEL LEYVA | NTRZACATECAS.COM

RÍO GRANDE. Debido a que, presuntamente, el Centro de Desarrollo Humano (CDH), unidad de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) del gobierno estatal, opera para un partido político, el alcalde por la coalición PAN-PRD, Julio César Ramírez López, determinó retirar al personal que prestó para auxiliar al director del centro en sus actividades cotidianas.

Ramírez López informó que “se retiró (al personal), porque se estaba utilizando para hacer proselitismo para un partido político (PRI); entonces obviamente nosotros estamos en la idea de que esta administración sea una administración apolítica”.

Félix Escobedo Dávila es el director que la Sedesol envió para coordinar el centro de desarrollo, que proviene, por consiguiente, del gobierno del priísta de Alejandro Tello Cristerna.

Fue así como de las distintas áreas del centro, entre instructores de cursos, asesores legales y psicológicos, fueron retiradas alrededor de 10 personas.

El alcalde aseguró que entiende la proximidad de los tiempos políticos, “pero cada partido político tendrá que hacer su organismo, tendrá que tener su gente y pagar a su gente. La administración municipal no puede pagar a una dirección para que apoye a un partido político”.

El CDH de Río Grande opera mediante un convenio entre el gobierno estatal y municipal, en uno de los polígonos con mayor índice de marginalidad, con el fin de otorgar cursos para el fomento del autoempleo.

La aportación del gobierno estatal es la dirección del centro, así como el recurso para los talleres, y el Municipio otorga al personal necesario para el desarrollo de las actividades.

Externó que “si hay convenio entre el gobierno del estado y el municipio, efectivamente, estamos para trabajar en conjunto, pero no para apoyar a un partido político”.

“La gente que estaba trabajando en el Centro de Desarrollo Humano, la retiramos para que se anexe a la administración y el partido político que encabeza dicho centro, ellos podrán tener su personal y no tenemos nada en contra de ellos”.

Agregó que “nosotros no estamos peleados con ellos, pero no trabajamos para un partido político y es que ahí, desgraciadamente el director, dijo con palabras textuales de él que ese era el centro político de un partido y nosotros tenemos que guardar un respeto hacia nuestra administración”.


Los comentarios están cerrados.