REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO .- En la negociación del convenio de exportación de azúcar a Estados Unidos no hay presión de ese país hacia los mexicanos, dijo Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía.

El Departamento de Comercio de ese país anunció que antes del 5 de junio se pondrían aranceles al azúcar mexicano en caso de que no se alcanzara un acuerdo.

“Todavía tenemos dos días hábiles de esta semana, el hecho que todavía estemos en el proceso de conversación de negociaciones quiere decir que no hay ultimátum en este proceso, de haberlos habido ya habría acabado el diálogo y todavía hasta ayer tuve conversaciones con el Secretario de Comercio de Estados Unidos.

“Entonces, yo en la mesa de negociación nunca he tenido ningún ultimátum. La mesa sin duda ha sido un proceso constructivo y de tratar de explorar posibles soluciones y sin duda estamos ambos secretarios teniendo que voltear hacia nuestros propios mercados tratando de hacer un balance”, dijo Guajardo luego de su participación en el evento ABA Antitrust in The Americas.

Señaló que en Estados Unidos, el departamento que administra Wilbur Ross está siendo presionado por los complainers, quienes son responsables de presentar las solicitudes por antidumping, y son los refinadores de azúcar pero el Gobierno estadounidense también está ponderando las consecuencias que tendrán las posibles acciones sobre otros segmentos de su industria.

En el caso del País, Guajardo dijo que se ha prestado mucha atención a lo que los cañeros soliciten para atender sus necesidades y confirmó que se está en constante negociación con ellos.

“El proceso está legalmente establecido a partir de las disciplinas y nuestra obligación ante la OMC. Nuestro sector privado tiene, sin duda, el derecho de producir peticiones de investigación por prácticas desleales en el sector de fructuosa y nuestra investigación es analizar el caso en los tiempos y conductas legales previstas”, puntualizó.


Los comentarios están cerrados.