DANTE GODOY | NTRZACATECAS.COM
DANTE GODOY | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- El caso de una niña picada por una araña violinista se complicó debido a la falta de antídoto en los hospitales de Zacatecas.

Christina Dueñas González, una pequeña de 12 años de El Zacatón, Villa de Ramos, vivió días de incertidumbre debatiéndose entre la vida y la muerte, ya que desde el jueves 8 de junio que padeció los efectos del veneno de una araña violinista y ni familiares ni médicos encontraban el antídoto para contrarrestarlo.

La infante fue trasladada al Hospital General de Zacatecas por ser el más cercano para su pronta atención médica, pero hasta el quinto día de su ingreso (martes 13 de junio), un galeno de este nosocomio consiguió la sustancia a través de sus contactos.

Los padres de la menor, Maribel López González y Ricardo Dueñas Dávila, narraron que no tenían certeza de que alguien los pudiera ayudar y que la única respuesta era que el antídoto estaba escaso y que la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ) no lo tenía, bajo el argumento de estar descontinuado.

Narró que desde el principio la pequeña Christina comenzó a tener picazón en su pecho, y que le detectaron una roncha roja, posteriormente su mamá le aplicó una pomada sin darle mayor importancia al tema; luego, a la mañana siguiente, la niña se levantó temprano, como de costumbre, para ir a su secundaria; sin embargo, su ánimo era distinto.

“Nos llamaron de la escuela que mi hija estaba muy mala, y la trajimos a casa con vómitos y mareos; después en el centro de salud de la comunidad vecina de El Salitre, le aplicaron una inyección pero sólo le calmó el dolor; nadie nos sabía decir qué pasaba”, describió.

Luego del calvario que estaban pasando, los Dueñas González optaron por trasladarse a la capital, “desde El Zacatón hasta acá, hacemos una hora y media en carro”, al llegar, contaron que recibieron a la menor y la trasladaron de emergencia a terapia intensiva, y que aún seguían buscando el antídoto.

Uno de sus doctores llegó prácticamente de la nada con el antídoto en la mano, “como si fuera un ángel guardian”, suministrándole la medicina a Christina. “Ahora estamos tranquilos, pero no quitamos el dedo del renglón y se nos hace muy mal que los hospitales y centros de salud no tengan las medicinas para este tipo de emergencias. No es posible que tengamos, los pacientes, andar buscando nuestro propio medicamento”, reprocharon.

Por otra parte, lanzaron un llamado a que las autoridades encargadas fueran a fumigar a su comunidad, “así evitamos una desgracia mayor y protegen a los habitantes”.

 


Nuestros lectores comentan

  1. Francisco Javier

    De ven tener suero de caballo antiveneno o antidoto para arañas Loxosceles, arañas violines ese antidoto lo venden en mercado libre de ciudad de méxico a 199 $ con meses con intereses.

    Responder
  2. Habría, que informarse bien primero de la situación, de las posibilidades de conseguir el antidoto.
    Ademas de losdias que se retrasaron los padres en llevar a la niña al Hospital.

    Responder

Deja un comentario