EDUARDO VALENCIA
EDUARDO VALENCIA

El trabajo todo lo vence y, a la mayoría de los diputados, ya los venció. Bueno, aunque no trabajan, al menos asisten a la sesión, sólo que en esta ocasión, lo que martes y jueves hacen en el recinto, lo hicieron en algún otro lado: descansar.

Seguramente se desgastaron en la comparecencia de Julieta del Río, Lady Transparencia, así es que decidieron tomarse el día.

Pasillo por pasillo y cubículo por cubículo y ni sus luces legislativas. Bueno, habrá que decir que el panista, Carlos Alberto Sandoval sí estaba, ya que había citado a alumnos de la Escuela primaria Jesús González Ortega, ubicada en Cañitas de Felipe Pescador.

Y aunque los hizo esperar un rato bajo la inclemencia del sol, salió a recibirlos para darles un tour por las instalaciones de la Legislatura; lo mejor para los chavillos es que no hubo sesión. Se salvaron.

Y, bueno, excelente momento para que el personal pudiera lonchear sin tener que estar atento a su respectivo diputado.

Claro, la mezcla de olores en cada piso va desde incienso por el área de los panistas, hasta el de las gorditas, por ahí de los cubículos del PT. Pura vitamina G.

En tanto, el plantón de la Resistencia por la Justicia, que se encuentra en el recibidor de la Legislatura, ya acumuló cuatro meses con 16 días, sin que se vean visos para que se levanten, incluso, hasta refrigerador están estrenando.

Sí, los diputados descansaron… bueno, no asistieron. Claro, el daño colateral no se hizo esperar y el güero de las gorditas se tuvo que ir temprano, ya que su clientela base, son los abnegados reporteros de la fuente legislativa, pero al no haber sesión, pues no se pararon por las de moronga y chicharrón.

Así las cosas, los que no tuvieron la misma suerte de los diputados, fue el personal de apoyo: edecanes y guardias, ya que los asignaron a un evento que se llevaba a cabo en el ex Templo de san Agustín.

Bueno, dicho sea de paso, el que andaba a todo lo que daba fue el priísta, Roy Barragán, quien fungió hasta como guía de turistas la tarde-noche del miércoles. La avenida Hidalgo se le hacía chica para mostrar a Carlos Chaurand, magistrado presidente del Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

Roy se lució. Buena convocatoria a su evento con el magistrado. El ex templo se abarrotó. Roy cuidó hasta el último detalle, es más, algunos llegaron a pensar que estaba organizando una reunión de la ONU en Zacatecas.


Los comentarios están cerrados.