SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM
SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM

ENRIQUE ESTRADA. Jesús Guillermo Ramón Félix, administrador del rastro municipal, negó que en el lugar se reciban animales sin documentación, ya que la única irregularidad que han presentado, hasta el momento, es la detección de aretes sobrepuestos y matanza a deshoras; situaciones que ya fueron resueltas.

“Son solamente especulaciones; realmente el ganado que entra es con documentación, si tuvimos un detalle, inclusive el Comité Estatal para el Fomento y Protección Pecuaria de Zacatecas (Cefopp) llegó a verificar y lo que paso es que los aretes estaban sobrepuestos en tres animales que tenían su guía bien y todo”.

Aseguró que se trata de tener este tipo de precauciones para evitar un aumento en el abigeato, ya que el lugar cuenta con el antecedente de una clausura, “esto fue hace dos años, porque se estaban sacrificando animales que no tenían registro y a horas en las que no había servicio, pero ya hemos estado tratado de poner orden”.

Ante esta situación, Ramón Félix ha tenido que hacer los reportes correspondientes ante la presidencia municipal, ya que “los trabajadores estaban malacostumbrados a trabajar como dios les da a entender”.

En el lugar laboran seis trabajadores, que, dijo, “son pocos, pero bastos; aun así, necesitamos más indumentaria, escobas y jabón porque constantemente los tenemos que estar reponiendo ya que en ocasiones llegamos a matar hasta 25 animales”.

 

Tarea para el ayuntamiento
A pesar de ser un rastro muy pequeño, se ha pedido a los cinco tablajeros que acuden a sacrificar animales, tener en cuenta el riesgo que corre la población si la carne que ellos venden no cuenta con el sello oficial del lugar.

“Son sólo 5 tablajeros en el municipio los cuales matan dos reces y cinco puercos, se ha comentado en sesiones que hemos tenido con la CEFOPP (Comité Estatal para el Fomento y Protección Pecuaria) y Salubridad la puesta en marcha de un doble resello en las carnicerías”, tarea que dijo, no es obligación de los rastros municipales, si no de los ayuntamientos.

“Que lo hagan a la par, ya que si se recomienda que los consumidores estén al tanto de la carne que consumen”.

Aseguró que en ranchos y comunidades la gente está acostumbrad a matar a los animales en corrales, y, “de que existe esta situación existe, pero necesitamos que las autoridades sean parte de este combate, ya que nosotros no podemos echarnos ese compromiso”.

Actualmente, este rastro sacrifica porcinos por 209 pesos y bovinos por 330 pesos, “precios que evitan la muerte de una persona”.

El administrador descartó que grupos delictivos introduzcan jaulas de manera irregular, ya que, “existen cometarios de la supuesta introducción de animales sin documentación, pero los mismos empleados ya saben en qué condiciones dejan pasar el ganado y quienes son las persona que llevan al animal y si no pasa, no pasa”, concluyó.


Los comentarios están cerrados.