Arrepentido

Tal cual, como si la administración fuera un juego, resulta que después de siete meses, el ex secretario de gobierno Javier (Javo para los radioescuchas) Torres, regresó al ayuntamiento, sí, así como lo lee, dice que siempre sí quiere trabajar para la gente de Fresnillo.

Recordará usted, estimado lector, que en noviembre Javo Torres fue el primer funcionario que decidió renunciar, según eso porque quería dedicar tiempo a sus hijos, ¡ay ajá!, pero parece que le duró poco su sentido de paternidad y en cuanto vio oportunidad quiso regresar.

Dicen los enterados que dado la situación que enfrenta el Municipio, al alcalde José (Pepe para los cuates) Haro no le quedó de otra más que ir en busca de quienes, según él, le han mostrado lealtad, dejando ver una vez que lo que a él le importa es darle chamba a sus amigos, aún cuando no tengan el perfil para asumir el cargo que se les confiere. 

Nombramientos

Luego de que en menos de una semana dos directores renunciaran, se realizó una sesión de cabildo en la cual se llevó a cabo la votación (a modo) de quienes ocuparían dichas áreas. En la Dirección de Desarrollo Económico fue nombrado el ex secretario de gobierno Javier (Javo para los radioescuchas) Torres.

Mientras que para la Dirección de Finanzas y Tesorería se eligió a un tal Iván de Jesús Luna Amaro, quien ya colaboraba en dicha área y, por cierto, era muy afín a la ex tesorera, su mérito para llegar a dicho cargo no sólo es su conocimiento, sino que durante varios años trabajó a lado del alcalde en la Legislatura del estado.

Pero a Iván de Jesús Luna Amaro no sólo se le confiarán las finanzas del ayuntamiento (mismas que ya de por sí son complicadas), sino que en semanas anteriores también fue nombrado como encargado de la administración y finanzas de la Fenafllo 2017, ¡ah no bueno, todo queda entre amigos!

Llorando

La que desde el fin de semana se la ha pasado llorando en cualquier rincón es la aún directora del Siapasf, Laura (ita para los cuates) Herrera, que ahora sí ya le dieron un ultimátum sobre una manifestación más en el sistema o un escándalo para que se vaya.

Dicen los chismosos que la semana pasada no se paró ni un solo día en las oficinas del sistema y es que con eso de que sentía que por ser apadrinada de uno de los meros meros del PRI sería nombrada como directora de Desarrollo Económico, consideró que ya no tenía caso seguir ahí.

Pero cuál fue su sorpresa que el día en el que según Laurita le darían la noticia de que sería la próxima directora de Desarrollo Económico, lo único que le dijeron es que tiene los días contados y es que por fin alguien le dijo al alcalde que ya no es tiempo para seguir  cometiendo error tras error.


Los comentarios están cerrados.