Traicioneros

Las destituciones en el gobierno municipal no han terminado. Dicen los enterados que la intención es cerrar filas y dejar fuera a todos aquellos que no tengan la intensión de seguir apoyando el proyecto del alcalde.

Cuentan los chismosos, que ya hay una lista negra de los próximos a los que se les darán las gracias, quienes, en su mayoría, en un tiempo fueron monrrealistas y, de la noche a la mañana, resultó que eran priístas de corazón.

Entre los que figuran en la lista se encuentra el titular de Espectáculos, Fidel Barrios, y el de Plazas y Mercados, Armando Ruiz, según eso andan traicionando a quien en un inicio les hizo el favor de mantenerlos en la nómina del ayuntamiento, nadie sabe para quién trabaja, ¡ups! 

Penoso escándalo

Todo un escándalo se ha vivido desde la semana pasada en la Jurisdicción Sanitaria 3 y todo porque “alguien” asegura que tiene imágenes y videos pornográficos de la coordinadora de la dependencia, Rosa (Rosy para las cuatas) María Martínez, en las que también participa uno de los trabajadores de la misma instancia, incluso, dicen los enterados, ya hasta circulan en redes sociales.

Los que saben dicen que esta situación se debe más a una cuestión política que de carácter personal, pues ahora resulta que Rosy no ha dado los resultados esperados por quien la puso en el cargo, incluso ha comenzado a representar un obstáculo para llegar a donde quiere él o la que le hizo el favor.

Cuentan en los pasillos (de la jurisdicción, ya sabe) que aunque Rosy esperaba que la diputada local Norma (ita para los cuates) Castorena, en su calidad de líder y defensora de los derechos de los sindicalizados del sector salud, interviniera en el tema, la legisladora se lavó las manos y dijo que en esos temas cada quien se defienda como pueda.

 Coquetos

Dicen que algunos priístas ya entendieron que, a pesar de haber contribuido con miles de votos para el actual gobierno, no les darán la oportunidad en la siguiente contienda electoral, es más, ni una regiduría les tocará.

Recordará usted, estimado lector, que dentro del PRI hay dos grupos políticos; los Bonillistas (fieles a AdolfoFito para los cuates– Bonilla) y los Benjaministas (devotos al legislador federal Benjamín Medrano), estos últimos ya tenían a su gallo para presidente municipal, pero al ver la negativa de su “partido”, dicen que mejor ya se van.

El gallo de los Benjaministas es más ni menos que el coordinador territorial de la Sedesol, Arturo (ito para las señoras) Torres, a quien por cierto en más de una ocasión se le ha visto en reuniones con la ex gobernadora Amalia García, en las que ella le ha externado su apoyo total.


Los comentarios están cerrados.