PEDRO DE LEÓN MOJARRO (*)
PEDRO DE LEÓN MOJARRO (*)

Es muy conocida la afirmación del ex presidente uruguayo José Mujica: “Vamos a invertir primero en educación, segundo en educación, tercero en educación. Un pueblo educado tiene las mejores opciones en la vida y es muy difícil que lo engañen los corruptos y mentirosos”.

La educación entonces es la base para el desarrollo de la familia, los pueblos y la sociedad.

Inicio con esta reflexión pensando en la crisis por la que está pasando el Cobaez y no sólo este sino todas las instituciones de educación media y media superior, incluida nuestra máxima casa de estudios, la UAZ.

La crisis financiera y de recursos del Cobaez debe ser vista, abordada y resuelta, en la visión de la atención y formación que da a 17 mil jóvenes zacatecanos y otros tantos cuya única opción esta institución.

Según el Director General Rafael Sánchez Andrade actualmente, sólo la deuda con el Issstezac rebasa los 310 millones de pesos; y con el recurso que recibe de la federación mal le alcanza para pagar salarios y según los acuerdos, el Gobierno del Estado debe aportar un presupuesto anual para complementar salarios y los gastos de operación.

El problema es que, el Gobierno del Estado no aporta lo suficiente y las prestaciones rebasan la capacidad del presupuesto federal.

Ante esta situación el Sindicato Único del Personal Docente y Administrativo del Colegio de Bachilleres del Estado de Zacatecas (Supdacobaez) debe desempeñar un papel muy importante en la reestructuración de este sistema, no son menores las prestaciones que el sindicato ha logrado y conseguido entre ellas: despensa mensual, material didáctico, lentes, aparatos ortopédicos, adquisición de libros, año sabático, apoyo para impresión de tesis, apoyo para guardería, bono y canasta navideña, entre otros.

Incuestionablemente que la lucha sindical ha sido históricamente por mejorar las condiciones y prestaciones de los trabajadores, eso es legal y legítimo; sin embargo, no debe perderse de vista que son estas las que están presionando fuertemente las raquíticas finanzas de la institución.

Las autoridades del Cobaez, los maestros y los padres de familia, pensando en sus hijos deben reflexionar y elaborar una propuesta de reestructuración del sistema que permita no sólo mantener la planta laboral, sino incrementarla y con ella incrementar la matrícula en este sistema.

La coyuntura exige que surja un acuerdo entre las autoridades del Colegio, los maestros, el sindicato y los padres de familia, pensando, insisto, en darle viabilidad a una institución tan noble como son los Colegios de Bachilleres.

Esa propuesta debe ser respaldada por el gobierno estatal y defendida ante las instancias federales de Hacienda y Educación. Estoy seguro que si se presenta un documento elaborado con responsabilidad y compromiso, donde se demuestre el esfuerzo que estamos dispuestos a hacer los zacatecanos para defender la educación de nuestros hijos habrá resultados.

Y si no los hubiera seriamos varios los dispuestos a ponernos los tenis e iniciar una larga marcha en defensa de la educación de nuestros hijos.

Esta es la realidad del Cobaez, me temo nada diferente a la de la UAZ, la Universidad Politécnica, los Institutos Tecnológicos Superiores, los CECyTEZ, la UTEZ y en general todos las ODES en el ámbito educativo.

 

 

*Miembro de Unidos Podemos A.C. ZACATECAS

Correo: pedro_deleonm@hotmail.com

Facebook: Pedro de León Mojarro

Twitter: @Pdeleonm

Sitio Web: www.pedrodeleon.mx


Los comentarios están cerrados.