Cambios

Dice el vocero de seguridad, Marco Vargas, que en Fresnillo no hay focos rojos ni nada por qué alarmarse, bueno, según él, no puede calificar los sucesos de los últimos días como tal, y dice que sí, sí hubo muchos muertos, pero nada más es eso, ¿perdooón?

Este miércoles, por fin, el alcalde José (Pepe para los cuates) Haro dio declaraciones respecto a los hechos ocurridos a inicio de semana y en resumidas palabras dijo que el pueblo tiene coraje para aguantar los hechos ocurridos y más, ¡ah no bueno!, menos mal…

Pero, aunque ambos funcionarios de una o de otra manera buscaron minimizar la situación de inseguridad, se anunció que habrá cambio en la estrategia de seguridad, ¡vaya! Lo malo es que no saben a partir de cuándo será, pues Marco Vargas dijo que puede ser hoy, mañana o pasado mañana, (que al cabo no urge).

Peleados

Como ya es bien sabido las cosas en Morena van de mal en peor, pues las divisiones que se hicieron al interior del partido provocaron que varios anden del chongo y cada vez son más los grupos chiquitos en este instituto político, ¿así piensan ganar?

Dicen los enterados que, aunque el diputado local Omar Carera y el tal Héctor Menchaca traían a uno de los grupos más fuertes dentro de Morena, en días recientes se rompieron las medias y ahora no se pueden ver ni en pintura, ¡qué raro en ellos!

Nos llega a El Templete que la desavenencia se dio debido a que Héctor Menchaca, por debajo del agua, comenzó a filtrarle información al menor de los Monreal, Saúl (ito para las señoras), lo cual molestó en gran medida a Omar Carera, ya que se supone trabajarían de la mano para dejarlo fuera del próximo proceso electoral.

Comité

Pero los de Morena no son los únicos que cada vez se dividen más, pues los del PRI están igual. Resulta que están próximos a cambiar la dirigencia municipal del comité y es fecha que no se ponen de acuerdo para la conformación de las planillas.

Cuentan los chismosos que, como en todo, ya hay quienes están viendo la manera de posicionar a quien les conviene y uno de ellos es el ex titular de los Conalep a nivel estatal, José Guadalupe Infante, quien, por cierto, tiene todo el respaldo de la familia Bonilla.

Pero no sólo son los Bonilla, pues resulta que el ex alcalde Gilberto Dévora también está inmiscuido en el tema, pues dice que se conforma, cuando menos, con una diputación local, ¡ah no bueno!, no pide nada, y para ello está claro que requiere de aliados y el único que se atrevería a confiar en él es José Guadalupe Infante.


Los comentarios están cerrados.