El rey quiere vacaciones

 

El último avance del maravilloso y auténtico libro sobre las aventuras del Rey y su corte. ¡Hohoro i roto y te bookstores pai y roto i te ao!

TERCER ACTO (El Rey se va de vacaciones).

ESCENA I

Rey: (Camina leyendo. Se quiere decidir a dónde ir de vacaciones) Bufón, bufón. ¿Dónde andas hijo de Beltrones?

Bufón 1: ¡Oh glorioso y espectacular majestad! ¡Paladín del Contrato por el Reino! ¡Si no lo haces te vas! ¿A qué hora me vas a madrear?

Rey: No querido Bufón, hoy no te voy a corregir. Eso de madrear me parece muy naco, yo no te pego, te corrijo. Dime ¿a dónde me recomiendas que vaya de vacaciones? De verdad necesito ausentarme unos días del reino. Estoy hasta el copete de tanta bronca: que la inseguridad, que Salaverna, que el partido, que los adelantados y calenturientos, que lana para esto, que viene la Chayo, tan mal que me cae. ¡Me urgen unas vacaciones!

Bufón 1: Si milord, necesita irse, pero a la de ya. (Y eso que nada más estará 5 años y ya se cansó). Le recomiendo la playa. Nada como la tranquilidad del mar. O Rusia milord ¿qué tal? Aprovecha y se trae de asesor a un hacker de ésos que ayudaron a Trump, a lo mejor lo necesita para las elecciones del año que entra.

Rey: ¡Pero qué sandeces dices hijo de Morena! Yo soy un demócrata convencido, jamás haré nada que violente la voluntad de los electores, yo llegué sin regalar una sola despensa, ni dando dinero, ni…

(SE OYEN CARCAJADAS POR TODO EL PALACIO)

Rey: ¿De qué se ríen hijos de Maquío? ¿Acaso dudan de su Rey? Traigan al verdugo…

Duque 1: No se esponje magnánimo. Estábamos viendo una película de Adam Sandler y nos dio risa un chiste que contó.

Rey: ¿Y siguen comprando películas piratas, hijos de Azcárraga? De plano ya no sé qué hacer con todos ustedes. Son una lacra. ¿Que no han visto el comercial de los huevitos cartoon que no tienen para comer por la piratería? De plano son un cúmulo de amátridas, tendré que hacer cambios a la brevedad en la corte.

Duque 2: Si milord, no se acelere. Lo que debe hacer es tomarse unas merecidas vacaciones, el estrés lo está matando (y a nosotros ya nos tiene hasta el copete). Por su salud, heraldo de la democracia, debe tomarse a la de ya un descanso. Arreglaremos la caravana de carruajes para que no le falte nada. ¿Qué ya está lista? Alteza, se me informa que ya está listo todo para que parta a sus felices vacaciones.

Rey: Y ¿a dónde iré siempre?

Duque: Usted no se preocupe milord, a donde vaya es lo de menos. El chiste es que se vaya a… descansar. Olvídese unos días de tanta bronca. (Total con usted y sin usted las cosas seguirán igual o peor). Nosotros nos encargaremos de cuidar el reino y el palacio. Vaya magnánimo y disfrute de un placentero y dichoso descanso.

Rey: Aquí vamos, a donde me lleven los caballos. Ya llegaré con renovados bríos a hacer, pues, lo que se me ocurra. Total, nadie nace sabiendo cómo gobernar a tanto jodido.

¡Y EL REY SE FUE DE VACACIONES!

 


Los comentarios están cerrados.