NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM
NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. Uno de los emblemas de los fresnillenses son los jardines que se ubican en el centro de la ciudad, los cuales en la actualidad se encuentran en deplorables condiciones, debido a que no se les ha dado mantenimiento.

Las distintas administraciones municipales sólo se han preocupado por las jardineras y la pintura, pero no por rehabilitar la cantera, lo que ha provocado que al pasar del tiempo los daños aumenten.

El Jardín Obelisco data de 1833 y son contadas las veces que la cantera ha sido limpiada, o bien, restaurada, por lo que los años y el clima han dejado huella, así como los golpes de la lluvia y las heces fecales de las palomas y aunque las jardineras se construyeron después, también están dañadas.

En tanto, el Jardín Madero, en el que se construyó un kiosco en 1910 en conmemoración del centenario de la Independencia de México, por mandato de Porfirio Díaz, entonces presidente de la República Mexicana, pero al igual que el Jardín Obelisco, pocas veces ha sido intervenido, por lo que el abandono es evidente, sobre todo, se visualiza en la cantera.

Pese a que el Jardín de la Madre es el más nuevo, también presenta serios daños.


Los comentarios están cerrados.